En junio de 2008, el diario digital Rue89 colgó el video de los momentos previos a una entrevista con el presidente francés en el que este perdía los nervios y recriminaba a una maquilladora y un técnico que no le saludaran. Dos años después, el periodista que divulgó las imágenes se enfrenta a una pena de hasta cinco años de cárcel y 375.000 euros de multa. La demanda viene de la cadena France 3, pero muchos creen que detrás está el propio Sarkozy.

 

Imagen de previsualización de YouTube

Los periodistas franceses consideran desmesurada la petición de pena contra Augustin Scalbert, el reportero que firmaba la noticia que incluyó el video. La Federación Internacional de Periodistas habla de “aberración”. El afectado por su parte cree que “esta demanda solo puede explicarse por presiones ejercidas por Nicolas Sarkozy sobre France 3, para obligarme a revelar mis fuentes”. Su director en Rue 89, Pierre Haski considera que es una “vendetta” presidencial contra un periodista independiente. Y aseguran que Sarkozy presionó a la emisora estatal para que presentara la demanda.

El pasado 19 de noviembre, un técnico de France 3 llamado Chirstian Humbert fue procesado por “robo de videograbación perteneciente a la corporación France 3″. Puede ser condenado a una pena de tres años de prisión y multa de 450.000 euros. Y también han sido interrogados y podrían ser acusados otros dos periodistas de la TV pública: Carine Azzopardi y Joseph Tual.

Cuando estalló el escándalo Rue89 explicó que Augustin Scalbert estaba haciendo un reportaje esa noche en el estudio de France 3 y tras oir la conversación consiguió el video. Y defendieron su publicación porque ilustraba en su opinión el tipo de relación que Sarkozy mantiene con los periodistas -al entrevistador le confiesa que le apoyó cuando estuvo apartado y le pide que le pregunte por un asunto concreto- y el ambiente que hay en la TV pública.

La noticia ha coincidido en el tiempo con la presentación de la edición impresa y mensual del diario digital Rue 89, que ya anunció hace un mes que daba el salto “de la web al papel”.

Print Friendly, PDF & Email