SEAT al Sol ya funciona a pleno rendimiento. Tras culminar la tercera y última fase de la instalación, la marca española ha presentado el proyecto más emblemático de su estrategia medioambiental.

 


(Foto: SEAT)

 

La entrada en servicio de las dos últimas plantas del proyecto SEAT al Sol ha sumado un total de 53.000 paneles solares, instalados sobre las cubiertas de los talleres y las campas de almacenamiento provisional de vehículos.

Los 276.000 m² de superficie ocupada, equivalentes a 40 campos de fútbol, han convertido a la fábrica de Martorell en la mayor planta solar de la industria del automóvil en todo el mundo.

SEAT al Sol, que se ha desarrollado junto con Gestamp Solar y ha costado 35 millones de euros, proporciona energía limpia a gran escala en el mismo lugar de consumo. El ahorro ambiental que alcanza es de 7.000 toneladas de CO2 anuales, equivalentes a 8,5 veces el dióxido de carbono que absorbe cada año el Central Park de Nueva York.

La instalación cuenta con casi 11 MW de potencia nominal y 12 MW de potencia pico que generan 15 millones de kWh anuales, el 25% de la energía anual necesaria para la fabricación del nuevo SEAT León, con un impacto medioambiental nulo.