España aspira a ser referencia en la alta velocidad ferroviaria británica y de momento llegan buenas noticias. La firma de ingeniería española, Sener forma parte del consorcio ganador del primer gran contrato de la línea Londres-Birmingham, la segunda de AVE del país. El proyecto en conjunto está valorado en hasta 15.000 millones de euros y a las grandes obras de construcción aspiran ACS, Ferrovial, FCC y Acciona.

(Foto: Flickr/Germansaavedra)

High Speed Two (HS2) Limited, la compañía gubernamental responsable del desarrollo y promoción de la nueva red de alta velocidad en Reino Unido, ha adjudicado el contrato EDP (Engineering Delivery Partner) de la fase 1 del proyecto al consorcio integrado por CH2M, Atkins y el grupo de ingeniería y tecnología español Sener.

Estas empresas se encargarán junto con HS2 del diseño, construcción y puesta en marcha de la nueva línea de alta velocidad Londres-Birmingham, de 230 km de longitud. El contrato cuya duración prevista es de 10 años, comprende la asistencia en la preparación de la contratación de los principales paquetes de obra civil, además de las estaciones y sistemas ferroviarios, así como en la supervisión, coordinación y dirección de la ingeniería de proyecto, de construcción y de puesta en servicio.

Sener colaborará asi con HS2 en la preparación de la licitación de los grandes contratos de obra civil que supondrá el proyecto de la línea Londres-Birmingham y a los que aspiran las grandes constructoras españolas. Ya se han configurado cuatro consorcios candidatos a los principales contratos y en cuatro de ellos hay presencia española a través de ACS, Ferrovial, FCC y Acciona, unidas a diversas compañías locales.