Es el mayor evento deportivo del planeta y un enorme acontecimiento, pero organizar unos Juego Olímpicos también conlleva asumir unos presupuestos descomunales…  que además se suelen sobrepasar en unos elevados márgenes. Hasta ahora, ésta era una asunción habitual, aunque sin un respaldo documental comparativo. Ya no. La Universidad de Oxford ha elaborado el primer estudio sobre costes y sobrecostes de todas las olimpiadas desde 1972… y ha confirmado la teoría: todos los JJOO han sobrepasado sus presupuestos con una media de sobrecostes del 156%.

Londres 2012 es quien lidera el ranking de las olimpiadas de verano más caras y Sochi 2014, las de invierno, según recoge un artículo de MIT Tecnology Review, aunque las que mayor sobrecoste tuvieron fueron las de Montreal en 1972, quedando Pekín en el extremo opuesto. Barcelona 92, los únicos Juegos celebrados hasta ahora en España, han quedado en cuarta posición en cuanto a los que más han sobrepasado el presupuesto.

(Foto: Flickr/Ferrranlegaz)

El estudio ha sido realizado por los investigadores Bent Flyvbjerg, Allison Stewart y Alexander Budzier de la Universidad de Oxford. Han evaluado todos los juegos olímpicos de verano e invierno desde la Olimpiadas de Múnich (Alemania) de 1972 sumando y comparando el presupuesto de cada evento y luego los costes finales.

Se han incluido tanto los costes directos de ejecución de unos Juegos -como transporte. administración de plantilla, comidas, seguridad, etc.- junto con los de construcción de instalaciones deportivas, villa olímpica o sedes para medios. Y se han tomado en cuenta las variaciones de divisas, inflación y demás, para comparar los costes en términos reales. El único aspecto que no se ha incluido en el estudio son los costes indirectos como la mejora de infraestructuras locales. Un detalle no menor, ya en que muchos países este gasto terminó superando a todos los demás.

Pero el estudio establece que los JJOO de verano más caros de la historia fueron los de Londres 2102 que costaron 13.600 millones de euros, mientras que los más baratos fueron los Tokio en 1964 con 254 millones. En cuanto a los juegos de invierno Innsbruck, en Austria, tiene el honor de haber celebrado los más baratos de todos los celebrados con apenas 20 millones de euros. En general los JJOO de invierno son significativamente menos caros que los de verano, con una excepción importante: de los de Sochi en Rusia en 2014 que terminaron costando 20.000 millones, los más caros en el computo global.

Pero los datos más impactantes son los de sobrecostes. Ya que todos sin excepción, han tenido sobrecostes. Desde el sobrecogedor 720% que tuvo la ciudad canadiense de Montreal en 1972 y que es el mayor de la historia a Pekín 2008 que superó el presupuesto en apenas un 2%. Entre medias quedan los Juegos Olímpicos de Inverno del Lake Placid (Nueva York, EEUU) de 1980, que tuvieron un sobrecoste del 324%, los de Sochi con un 289% y los de Barcelona 92, que alcanzaron  un 266%. La media de sobrecostes de todos los Juegos es del 156%.