BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El norteamericano Herald Tribune -en un artículo que también recoge The New York Times- publica un texto en el que se analizan “los nervios” que el videojuego “sombras de guerra” está provocando en nuestro país, dice la periodista: ??En el vídeo español no hay nada alegre ni lúdico?, añade.

??Un nuevo vídeojuego que invita a los jugadores a reescribir el curso de la devastadora Guerra civil española ha tocado la fibra sensible de un país que, a menudo, se muestra reticente a revivir su pasado. Incluso antes de su lanzamiento, levantó las críticas de ambas facciones del espectro político por considerar que trivializa una guerra cuyas heridas, para muchos españoles todavía no se han curado?.

??En ??Sombras de Guerra??, los jugadores pueden adherirse a los Nacionalistas o a las Fuerzas republicanas y cambiar el curso de los acontecimientos de los momentos decisivos de la guerra como la Batalla del Ebro, intento de empujar las filas nacionalistas que los historiadores creen estaban exhaustas y desmembrar el ejército republicano?.

??El interés por la guerra es especialmente fuerte entre los españoles más jóvenes que no vivieron la guerra de primera mano y desean romper el silencio de la nación sobre su pasado?.

Bueno, no sabía yo de estas tensiones. Por dejar las cosas claras: No me gusta especialmente la idea de que alguien elija  como bando, para divertirse, a uno que decidió conseguir con la muerte lo que no consiguió con las urnas. Sin embargo creo que es exigir demasiado a un videojuego que lo único que pretende es entretener.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Habría que reflexionar sobre estos juegos, sobre que enseñan realmente, ya que la experiencia de la Guerra Civil debe servir para que los niños reflexionen sobre el horror de la guerra y no para que la recreen como entretenimiento, pero si echamos un vistazo a los video juegos, son todos iguales. Sinceramente creo que estamos creando una generación de mostruitos… aunque tienes razón en que yo ni me he enterado de que existiera ese juego.