La expulsión de María Jesus Galán, conocida como Sor Internet, de su convento en Toledo ha sido recogida por numerosos medios de todo el planeta: EEUU, Francia, Reino Unido, India, Suiza, Canadá… Todos aseguran que el motivo de su salida es su adicción a Internet y a Facebook.

Sor Maria Jesús Galan
(Foto: Flickr/Diario Presencia)

Fox News asegura que “Facebook mete a la gente en problemas continuamente. Pero para una monja española ni siquiera sus buenas obras han sido suficientes para que no la expulsaran de su convento a causa de Facebook. Sor Internet asegura que le pidieron que se fuera por usar demasiado Facebook.Le Monde destaca que

Le Monde explica que “Pecado: una monja ha sido expulsada por usar demasiado Internet. Es con su perfil en Facebook que tejía su notoriedad sobre la Red. Y es por tanto en esta red social donde ha anunciado su salida del convento. “Hoy me han expulsado del monasterio”. Una versión desmentida por el arzobispado de Toledo. La superiora del convento hablaba más bien de un “traslado hacia otro monasterio de la misma orden”.

El Daily Telegraph se hace eco de que “una monja española ha sido expulsada de la orden religiosa donde ha vivido en reclusión durante 35 años después de haber pasado demasiado tiempo en Facebook y por que sus superiores no estaban de acuerdo con el uso que hacía de Internet”.

 La Tribune de Geneve menciona “Se llama Sor María Jesus Galan y a sus 54 años es una adicta a Internet. Es por este pecado que la jerarquí de su convento en Toledo, Santo Domingo el Real, la ha expulsado. La religiosa estaba adquiriendo una celebridad fuera de toda norma”.

El Daily Mail recoge que  “siendo fiel a su apodo de “Sor Internet” -que le dieron sus propias compañeras en el convento- esta mujer de 54 años anuncio la noticia en su página de Facebook, explicando que le habían pedido que se fuera por estar en desacuerdo con su actividad on line. Ahora se ha iniciado una campaña en la red que ha atraído a miles de seguidores, que crean páginas pidiendo que sea readmitidas

El Hindustan Times indio subraya que “a una monja que ha vivido en un convento en España durante 35 años, le han pedido que se vaya después de saberse que pasaba demasiado tiempo en la red social Facebook.”

El Vancouver Sun dice que “a pesar de que ella sostenía que su vocación era más fuerte que nunca, dijo que fue expulsada del convento por otras monjas que desaprobaban su ciberactividad y le hacían “la vida imposible. La Orden de Santo Domingo se ha negado a comentar su salida y el Arzobispo de Toledo cuando se le ha preguntado ha asegurado que era “un asunto interno”.

1 replica a este post
  1. En los Conventos hay muchas desavenencias internas entre monjas, que, si se conocieran, como yo las conozco, (envidias, rencillas, etc.), muchos se asombrarían. HE ESTADO MUCHOS A?OS EN contacto con ellas, y me han hecho confidencias, unas y otras, o sea dos Bandos, hablando unas en contra de otras.