El magnate estadounidense sigue apostando por invertir en compañías españolas. La última es el Banco Santander, del que Soros habría adquirido, a través de fondos controlados por él, un 7% de las acciones ofertadas por la entidad dirigida por Ana Patricia Botín en su apliación de capital. Según El Mundo, el montante de la inversión ascendería a 500 millones de euros.

El Banco Santander ha ampliado su capital en 7.500 millones de euros gracias a la operación, pero la demanda que recibió superó los 11.000 millones. La operación ha tenido una gran acogida entre los inversores internacionales. Según el propio banco: “La mayor parte de la demanda procede de inversores de EEUU y de Reino Unido, con un 79%. El resto de inversores europeos concentran el 10% de la demanda total y, el resto del mundo, el 11%”.

La entidad de Ana Patricia Botín ofertó las acciones a 6,18 euros y recibió peticiones de 235 inversores, entre los que eligió a los que “ofrecían mayor estabilidad accionarial”. George Soros es uno de los elegidos por la entidad. Y aunque la cuantía invertida no le sitúa como accionista significativo, sí le coloca como uno de los inversores institucionales que han posibilitado la operación del Santander.

En el último año, el multimillonario de origen húngaro ha estado muy pendiente de las empresas españolas. En enero de 204 adquirió un 3,1% de la constructora FCC. En marzo entró en el accionariado de Bankia, dentro de la oferta del 7,5% del capital de la entidad que lanzó el FROB, y casi a la vez compró una participación en la firma inmobiliaria, Hispania. Y en noviembre se hizo con un 1,5% del capital de Endesa, tras la OPV de la eléctrica.

Print Friendly, PDF & Email