El Spiegel online publica un texto de Helene Zuber en el que se analizan los desahucios españoles. “Los desahucios se convierten en el foco de atención de la crisis española”- afirma.

Tras alcanzar un número récord en 2012, los desahucios se han convertido en el símbolo de una crisis que no muestra señales de mejorar. El próximo año no parece que vaya a ser mejor, pero al prestarse ahora más atención a los que están perdiendo sus casas, podría aliviarse pronto en forma de reforma legal

Casi 4 millones de personas han perdido su empleo desde finales de 2007, cuando estalló la burbuja inmobiliaria. Según las previsiones del Banco de España, el número de ejecuciones hipotecarias aumentará un 30 por ciento el próximo año. Un año después de que el gobierno de Rajoy tomara posesión, el país está peor que nunca. A mediados de diciembre, España recibió casi 40.000 millones de euros del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEdE) para restructurar sus tambaleantes bancos. Pero expertos de Madrid y Bruselas todavía temen que el gobierno tenga que solicitar un rescate para toda su economía a principios de 2013. Y el inestable panorama político de Italia también podría hacer que aumentaran los tipos de interés de los bonos soberanos españoles, dificultando cada vez más el acceso a nuevo capital.

Print Friendly, PDF & Email