Las nuevas empresas tecnológicas que emergen de España han dado un salto cualitativo en cuanto a la financiación captada. Si en 2013 las startups nacionales lograron 285 millones de euros y en 2014 se dispararon hasta los 347 millones, en este 2015 van camino de batir todos los recórds y llegar a la mágica cifra de 500 millones de euros provenientes de fondos de capital riesgo, business angels y otras fuentes de financiación.

Sólo en los seis primeros meses del año en curso, las startups españolas lograron levantar 115 millones de euros más que en el mismo periodo de 2014 (200 millones vs 85), lo que supuso un incremento del 134%. Y según Novobrief, si el plazo se amplía hasta octubre, la cifra supera ya los 460 millones de euros, con dos meses aún de margen para alcanzar los 500.

(Foto: Flickr/Grupop7maiseuropa)

De momento, las dos empresas que han logrado este año atraer más dinero son Wallapop, que en 2013 lanzó una aplicación móvil de comercio de segunda mano, que captó 36,8 millones en enero y posteriormente entre 75 y 100 millones de dólares más y Letgo, otro mercado virtual móvil lanzado este año, que recaudó 100 millones de dólares.  Pero también han destacado UserZoom, con 30 millones de euros, Job& Talent, 23 millones de euros, CartoDB, 21millones Peer Transfer, 17 millones o Digital Origin con 15 millones.

Los expertos apuntan, en un artículo de Cinco Días, que los fondos internacionales o business angels cada vez miran más a España en busca de oportunidades en startups. El campo que queda pendiente es que surja alguna empresa con un proyecto ambicioso y grande capaz de atraer financiación a gran escala, los llamados unicornios: startups que logran superar los 1.000 millones de fondos captados.