La presencia de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU toca a su fin en este 2016, pero uno de los aspirantes a sucederla, Suecia, ha destacado su trabajo en favor del papel de las mujeres en los procesos de paz y seguridad. Su embajadora en Madrid incluso ha asegurado que aspiran a continuarlo.

(Foto: Flickr/Minexguatemala)

Los elogios a la actividad de España los ha pronunciado Cecilia Julin, la más alta representante diplomática sueca en España en un acto organizado, en colaboración con el Real Instituto Elcano, en la propia embajada y del que se hace eco la web The Diplomat in Spain.

La igualdad de género fue uno de los argumentos para la candidatura española al Consejo de seguridad y la defensa del papel de la mujer en los conflictos armados y en materia de paz y seguridad ha sido un leit motive de la presencia de España en este organismo internacional, según Charles Powell, del RIE.

En este sentido destaca la aprobación unánime en octubre de 2015, durante la primera presidencia española del Consejo de Seguridad, de la resolución 2242 sobre Mujeres, Paz y Seguridad que destacaron medios internacionales como Open Democracy. Según Javier Sanabria, director general de Naciones Unidas y Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores, se trata de “un texto con un nivel de ambición muy alto”. Aunque advirtió: “No está mal, pero hay que hacer muchos más esfuerzos”.

Suecia, que aboga por una política exterior feminista, ha reconocido la labor de España. El país nórdico aspira a ser uno de los nuevos miembros no permanentes del Consejo de Seguridad da Naciones Unidas en la votación que se celebrará en junio. Su embajadora en España ha asegurado: “A Suecia le gustaría poder continuar el trabajo hecho por España como miembro del Consejo de Seguridad los dos próximos años”.

 

Print Friendly, PDF & Email