La Universidad George Washington de Virginia (EEUU) cuenta ya con el primer suelo solar fotovoltaico transitable del mundo. La tecnología ha sido desarrollada y producida por la empresa española Onyx Solar.

Se trata de un camino formado por 27 baldosas antideslizantes de vidrio fotovoltaico que unen dos de los edificios del campus de ciencia y tecnología. Este suelo, bautizado como “Solar Walk” que ocupa una superficie total de 100m2 es pionero en la incorporación de soluciones solares innovadoras.

La baldosas tienen un tamaño de 60 x 60cm cada una y son semitransparentes (aunque Onyx las fabrica también en distintos colores). Convierten la radiación solar en energía gracias al uso de semiconductores. El camino genera una potencia total instalada de 400 Wp, que alimenta los 450 puntos de LED que retroiluminan las baldosas.

Onyx Solar, una compañía de Ávila creada en 2009 está especializada en la integración fotovoltaica en edificios y ha fabricado e instalado el camino de baldosas.

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email