Solía ser famosa por ser un destino de turismo sexual, pero ahora se ha convertido en una “zona de guerra” en la que los borrachos británicos se pelean con policías y porteros de discotecas. Esta es la imagen que da de Magaluf, el último reportaje del principal diario sensacionalista británico. Lo firma Georgette Culley y sostiene que la violencia se ha adueñado del lugar, mencionando los casos de varios ciudadanos ingleses heridos, porque la campaña del Ayuntamiento mallorquín de Calviá contra el turismo de borrachera ha hecho que la Policía Local esté “demasiado enardecida”, actuando con “más dureza que nunca” contra los turistas, provocando además que los porteros de discoteca se sienten reforzados. Esta información que incide de nuevo en los tópicos de alcohol y sexo en la localidad balear, añadiendo además la violencia y dudas sobre la policía, ha colmado la paciencia del ayuntamiento local que quiere, según recoge El Mundo, demandar a The Sun.


The Sun describe escenas en la puerta de una discoteca en Magaluf en la que un turista británico está tirado en el suelo sangrando e inconsciente tras ser echado a golpes por el portero del local, mientras ochos policías locales “placan” a otro inglés en la playa y le reducen a porrazos. Y sostiene que en estos momentos la localidad mallorquina que solía ser famosa por ser un destino de turismo sexual y de borrachera se ha convertido en una “zona de guerra” en la que las peleas y la violencia contra los británicos bebidos es habitual. Cita en concreto el testimonio de varios jóvenes que aseguran haber resultado heridos o que se han sentido “aterrorizados” al ver como actuan porteros de locales y policía del municipio.

El artículo sostiene que la situación actual se debe a la combinación de “alcohol barato, porteros combativos y policía demasiado enardecida”. Pero de fondo señala que la culpa del aumento de tensión en Magaluf la tienen las autoridades locales que en su intento por acabar con los excesos del turismo de borrachera y sexual han lanzado una campaña “más dura que nunca” contra los visitantes. Recoge que el alcalde Alfonso Rodríguez Badal está aplicando normas de “tolerancia cero” con los excesos de los borrachos y ha aumentado la presencia de la Policía Local lo que según algunos “exacerba a los porteros de locales que creen que tienen el apoyo tácito para despacharse”. También menciona críticas a los agentes por no mostrar compasión por los heridos o aparcar deliberadamente sus vehículos para retrasar a las ambulancias.

Tras este último reportaje, el Ayuntamiento de Calviá de Rodríguez Badal está estudiando la interposición de una demanda judicial contra The Sun. Sostiene que las informaciones publicadas no tienen “base alguna” y recurrirá a “cualquier medida necesaria” en los tribunales para “preservar la profesionalidad y honestidad de la policía”.

The Sun es un diario británico fundado en 1964 y considerado el buque insignia de la prensa sensacionalista. Pertenece a News Corporation, la compañía que posee y dirige el magnate Rupert Murdoch. Es el más leído de todos los periódicos británicos y su circulación media supera los 1,5 millones de ejemplares, aunque en 2013 se estimó que su número de lectores superaba los 5 millones. Su línea editorial es conservadora, de hecho el tabloide se consolidó y caracterizó en los años 80 por su firme apoyo a Margaret Thatcher, aunque tuvo un breve periodo de cercanía con los laboristas de Tony Blair. Recientemente ha sido uno de los más fervientes defensores del Brexit y ha sido especialmente beligerante con España por la cuestión de Gibraltar.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.  

Print Friendly, PDF & Email