El pasado 13 de abril el Supremo cerró definitivamente la causa abierta contra altos cargos israelíes por la muerte de 14 civiles en Gaza. En España, a pesar de toda la atención mediática que recibe el Tribunal a causa de las querellas contra Garzón, la noticia ha pasado bastante desapercibida. Pero no así en Israel donde se celebra como una victoria contra el concepto de jurisidicción universal. El diario Jerusalem Post sostiene que la decisión del Supremo puede haber “bajado el telón sobre todos esos esfuerzos en este país de cara al futuro”.

El tribunal Supremo

Es la segunda vez en pocos días que medios extranjeros consideran que las decisiones del Supremo están sirviendo para”enterrar” el concepto de Justicia Universal. El primero fue el Wall Street Journal que celebraba en un editorial el proceso contra Baltasar Garzón pues marcaba “el fin de un experimento fallido en el campo de la justicia internacional?. Ahora desde Israel consideran que el archivo de la causa en España, es una victoria en su lucha contra ese concepto en los términos en los que está formulado.

El 29 de enero de 2009, el juez Abreu admitió una querella contra siete responsables militares de Israel, entre ellos el ex ministro de Defensa Benjamin Ben-Eliezer, por un bombardeo sobre Gaza en 2002 en el que murieron 14 civiles. El Juez esgrimió el principio de justicia universal para declararse competente e investigar lo ocurrido, ante la inactividad del Gobierno israelí denunciada por la acusación.

Siete meses después, la Audiencia Nacional votó a favor del recurso presentado por la fiscalía que pedía el archivo del caso por considerar que el fiscal general militar y el Tribunal Supremo de Israel ya habían investigado los hechos. Los demandantes recurieron sin embargo esta decisión, pero ahora el Tribunal Supremo español ha dado carpetazo definitivo al asunto, aunque la acusación popular ha anunciado que recurrirá al Constitucional.

Print Friendly, PDF & Email