Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Pasan muchas cosas, pero, desde nuestro punto de vista, nada es tan importante como la noticia que ayer se anticipó y el próximo martes se conocerá con detalle. El nivel de nuestros estudiantes es muy bajo. Pasan los años, los gobiernos y los planes, pero España nunca aprueba su principal asignatura: la educación. En otros parámetros nos hemos igualado con los mejores.

 Imagen de previsualización de YouTube

En este no. Podemos hacernos trampas y falsificar un poco las notas, consolándonos con algunos buenos resultados regionales. Pero todos conocemos la verdad. Ni siquiera necesitamos el informe PISA. Hay muy buenos estudiantes, por supuesto que sí. Y, si queremos engañarnos, no nos faltarán ni excepciones ni datos laterales para hacerlo. Pero nuestro país galopa hacia el analfabetismo.

 Lo vemos cada día, lo oímos cada día, y lo expresan, doloridos, miles de profesores. Nos aburre la disputa política en esta materia porque, como de costumbre, se ocupa más de buscar culpables que de buscar soluciones. Y nos desconsuela la indiferencia social, la clave de todo. El nivel educativo de nuestros muchachos no se considera un valor prioritario, esa es la verdad. Si lo fuera, los principales recursos y energías se volcarían ahí. Pero sólo importa de boquilla. Estamos en pleno frenesí economicista. Nuestros medidores de referencia son el dinero y el presente, un binomio que nos conduce directamente al cretinismo. Sólo faltábamos nosotros, la tele, (el reino del dinero y el presente) para recibir ese eco y devolverlo multiplicado. ¿Quién rompe este círculo de hierro?”

Print Friendly, PDF & Email