El diario británico asegura en un texto de Ambrose Evans Pritchard que los últimos datos económicos han aumentado la preocupación sobre España. Recogen la contracción del 4º trimestre, la caída de las ventas y las exportaciones de coches y la falta de reflejo en las empresas en forma de crédito de la recuperación de la deuda. Consideran que la estrategia del gobierno español es de alto riesgo.

Un negocio que cierra
(Foto: Flickr/Clikamia)

El Daily Telegraph dice: “La economía de España se ha inclindo hacia una recesión acelerada al provocar los datos de ventas y la oferta monetaria graves preocupaciones, cuestionando la estrategia de alto riesgo de Madrid de rechazar un rescate de la UE y el FMI. Las ventas minoristas del país cayeron un 10,7% en diciembre con respecto al año anterior, uno de los peores meses desde que comenzó la crisis.”

Detalla: “De forma inquietante, las exportaciones de automóviles cayeron aún más, un 18%, oscureciendo las esperanza de que el comercio exterior puede levantar la economía de la depresión al contraerse la demanda interna. Las exportaciones españolas han sido un punto brillante en los últimos tres años – yendo a la par con las exportaciones alemanas – pero el impulso se ha tambaleado debido a la falta de inversión. Citigroup dijo que ahora espera que la economía de España se contraiga un 2,2% este año y otro de 2% en 2014, empujando el desempleo hasta el 28%.”

El texto añade: “Los efectos de la crisis van imponerse a las ganancias de la austeridad fiscal. El banco cree que la deuda pública se disparará del 88% al 110% del PIB en sólo dos años. El profesor Luis Garicano London School of Economics asegura que la recuperación de los mercados de deuda soberana no han alimentado a la economía real, dejando a las empresas españolas hambrientas de crédito y la inversión. “Las restricciones de crédito están obligando a las empresas españolas a comerse su futuro y quedan en “desventaja competitiva” con sus rivales de la UE”.

[Leer el artículo completo en The Daily Telegraph]

El Daily Telegraph es un diario británico fundado en 1855. Está considerado el diario conservador de referencia y suele defender posturas atlantistas y antieuropeas. Pertenece desde 2004 a los hermanos David y Frederick Barclay -considerados los dos hombres más ricos del Reino Unido en el sector de los medios y la publicidad- que también poseen la revista The Spectator y el diario escocés The Scotsman. Es el primer diario británico que creó una edición online en 1994. En marzo de 2012 su circulación fue de 576.378 ejemplares, la mayor entre los grandes rotativos británicos, excluyendo a los sensacionalistas.