Trabajando en casa

Un estudio en Canadá ha revelado que dos días de teletrabajo a la semana supondrían para las compañías, empleados y para la comunidad canadiense en general un ahorro de más de 35.000 millones de euros (53 mil millones de dólares) al año. Solo para las empresas se estima que podría significar ahorras 1.200 millones. Y los beneficios también repercutirían en el medio ambiente al dejar de consumirse más de 380 millones de litros de gasolina y reducirse las emisiones de CO2.

El “WORKshift Canada: the bottom line on telework” es el primer gran estudio nacional sobre teletrabajo hecho en Canadá. Lo han realizado The Telework Research Network y el Calgary Economic Development. Y establece que los beneficios de esta práctica laboral no son solo para los trabjadores, sino también para las empresas y la sociedad. Y se cuantifica economicamente esa ganancia.

De acuerdo con el estudio, los empleados que tienen la alternativa de trabajar a distancia pueden ahorrar entre 400 y 2.400 euros anuales (entre 600 y 3.500 dólares) gracias a la reducción de gastos laborales relacionados con el desplazamiento diario hasta la oficina y otros aspectos.

Pero además señalana que las empresas para las que también se beneficiarían hasta en 6.800 euros (10.000 dólares) anuales, aplicando esos dos días de teletrabajo a la semana como norma. A nivel general, esto podría generar un ahorro para la compañía de  más de 1.200 millones de euros (1.800 millones de dólares) anuales debido a la disminución del movimiento de personal. Además calculan que la productividad aumentaría en un 20%, una reducción del 7% en el desgaste, y mejoras en la moral de sus empleados.

La investigación asegura que hay catorce millones de canadienses que se desplazan a la oficina todos los días para trabajar. De ellos, el 44% tiene puestos que son compatibles con el teletrabajo.

Trabjando desde casa
(Foto: Flickr/Stayathomejobs)

1 replica a este post
  1. Nosotros lo hemos implantado, pero como había problemas de confianza mutua entre gerencia y trabajadores, se ha contratado Workmeter, un programa que mide la productividad, y que sirve al gerente para supervisar las tareas de los empleados, y al empleado como escudo para que en todo momento se sepa que están trabajando activa y productivamente, aunque no esté presente en la oficina.