La tertulia del canal 24h de TVE contó con la presencia de Santiago Pérez corresponsal del Wall Street Journal, Giles Tremlett periodista de The Guardian y Astrid Berg, corresponsal de la radio pública danesa. Los temas debatidos fueron la subida record de la prima de riesgo, las críticas al gobierno español desde la UE y el BCE y el futuro del euro.

La tertulia del pasado 1 de junio
[Ver la tertulia en video a partir del min 15]

Sobre la prima de riesgo, Santiago Perez aseguró que “es evidente que a largo plazo el coste de endeudamiento para España es insostenible, a lo que hay que sumar la incertidumbre por lo que pueda pasar en Grecia y las tensiones domésticas que envuelven el rescate de Bankia. Yo si creo que hay factores internos que están presionando a la prima de riesgo de España.”

Astrid Berg también considera que “no hay más que ver la noticias fuera para darse cuenta que lo de Bankia sí tiene que ver con la subida de la prima.” Y sobre el rescate asegura: “no hay una cifra mágica, no se puede decir que llegar al 7% automaticamente provoca el rescate, pero sí hay un “tiempo mágico” y hay que ver cuanto tiempo puede estar España con los intereses tan altos.”

Giles Tremlett por su parte sostiene que “las cosas pintan muy mal, aunque Italia también llegó a superar el 7% hace unos meses y ahora ha bajado al 5%, asi que no está todo perdido.” Apuntó también que “el futuro del euro se va a jugar en España e Italia. Grecia es un problema grave, pero no tanto. Lo que preocupa es que quizas haya dinero para rescatar a España, pero si lo de Italia estalla también no creo que se pueda rescatar a ambos países a la vez”.

Sobre las críticas y “salvavidas” lanzados a España, el corresponsal del Wall Street Journal comentó que es algo “secundario si se compara con la volatilidad que hay ahora mismo. El año extra para conseguir la meta de deficit puede que a nivel interno sea un alivio para la poblacion, pero a nivel del coste de financiación que es muy importante dado el nivel de endeudamiento, sobre todo privado, de España, tiene poco efecto. Esta crisis también es institucional porque hemos visto como las medidas aprobadas para resolverla llegaban mucho más tarde que los problemas, se ha actuado con lentitud”.

El reportero de The Guardian discrepa y asegura: “yo tras leer el informe considero que no hay tantas críticas a España. Algunas hay porque para eso está la Comisión. Pero en el fondo lo que dice el texto es que se va por buen camino, aunque sí apuntan preocupación sobre todo por las comunidades autónomas.” Para la corresponsal danesa, las críticas y los salvavidas simultáneos pueden ser “una estrategia aunque yo creo que lo que va a quedar son las críticas a las reformas de España y le perjudica el ruido que estas críticas estan haciendo.”

Santiago Perez asegura que “hay mucha gente fuera del euro que cree que el euro es el problema y sobre todo la estructura institucional de una unión monetaria con debilidades estructurales”. Y añade que “hay un par de factores externos que podrían calmar las cosas: Grecia y señales del BCE de que pudieran intervenir… y luego habrá que ver la postura de Alemania ante los mecanismos de rescate.”

Tremlett resaltó unas palabras de Montoro indicando que a los tenedores de deuda de España “les interesa mucho que España sea capaz de pagarles lo que les debe, por lo que el problema es doble, también de los países europeos cuyos bancos han prestado dinero a España.” Y Astrid Berg apuntó que “es necesario encontrar cuanto antes una solución al problema de Bankia. Porque si no se arregla pronto, pueden salir las auditorias a las entidades españolas y verse que el sistema financiero de España necesite mucho más. “