La corresponsal de Les Echos y L´Express analiza en radiocable.com la división que existe en el PSOE de cara a las primarias  y cree que los “puentes están rotos” entre ambos bandos y es muy difícil que puedan convivir en el futuro. Pero señala que cree más probable que los partidarios de Pedro Sánchez aceptasen, por lealtad al partido, a Susana Díaz como secretaria general. En cambio apunta que no ve a la “vieja guardia y la élite socialista”, en caso de triunfo de Pedro Sánchez, “seguir sin marcar distancias, desprecio o incluso salir del partido”. Cécile Thibaud también compara la situación del PSOE con la de los socialistas franceses a los que muchos ven al borde de la “explosión” tras la victoria de Hamon en las primarias y el batacazo electoral.

Resalta que la presentación de avales para las primarias del PSOE han provocado cierta sorpresa: “Desde hace meses se venía presentando a Susana Díaz como la candidata natural. La continuidad indiscutible dentro del partido. Y lo que vemos es que Pedro Sánchez, que estaba dado por muerto, pues sí que tiene vida y ha trabajado mucho su campaña dentro del PSOE. Susana Díaz es la candidata del aparato, pero Sánchez ha cogido su coche y ha ido hablar con los militantes sección por sección. Y lo que sale de esto es que los militantes siguen viviendo con muchísimo disgusto lo que pasó en el Comité Federal donde se decidió echar a Pedro Sánchez. Y ahora tienen la sensación de que por fin pueden expresar su descontento.”

Sobre si se pueden trazar similitudes entre lo que está viviendo el PSOE y el Partido Socialista francés, apunta: “Los socialistas franceses están ahora explotando por la mismas fracturas y el cuestionamiento general de qué es ahora la socialdemocracia en Europa y qué puede hacer. Es un problema para todos los partidos del continente. El PSOE lo ha vivido muy fuerte y antes el PASOK. Y es lo que ahora está pasando en Francia.” Aunque señala otra circunstancia: “Los militantes eligieron en primarias a Benoit Hamon, un candidato muy marcado a la izquierda. Y la élite del partido, el aparato y los ministros del gobierno, le han dado la espalda porque no es su candidato. Entonces se produce una fractura, igual que en España entre militantes y bases frente al aparato y los ministros que dan la espalda a lo que dicen las bases. Así que veremos qué pasa con el partido y si termina rompiéndose.”

La corresponsal comenta también la mejoría del PSOE en el CIS: “Los sondeos le dan mejor nota. Pero habría que saber qué significa eso. Si se debe a que ha tocado fondo, a que la gente estaba muy enfadada con ellos y ahora ya no. O bien si es que el electorado de izquierdas se ha dado cuenta de que Podemos consigue menos frutos en el Parlamento, porque claramente no está haciendo una labor política de buscar acuerdos, sino de fortalecer su marca. Quizá parte de la izquierda esté viendo que el PSOE sí consigue acuerdos y mejoras. Pero creo que si los socialistas están marcando puntos es más porque la política de Podemos no es eficaz que por méritos suyos.”

Pero Cécile Thibaud advierte de que el PSOE sigue sin resolver su problema de fondo: “Y la lucha que vamos a ver entre Susana Díaz y Pedro Sánchez va a hacerlo aún más difícil, porque va a marcar una línea de fractura. Porque a ver qué clan perdedor acepta al ganador. Ahora mismo no parece que haya puentes entre ellos. Unos tratan a los otros de golpistas y éstos les llaman irresponsables y les acusan de vender el partido a Podemos. Así que es muy complicado y difícil imaginar que después de las primarias esta gente se va a sentar y va a poder convivir.”

Aunque señala: “Puede ser que si gana Susana Díaz, los partidarios de Pedro Sánchez, los militantes al menos que son gente muy fiel al partido entren en una especie de hibernación y a pesar de su descontento lo acepten por lealtad. Pero no estoy segura de que el otro bando haga lo mismo. Si gana Pedro Sánchez no sé si la vieja guardia del partido va a seguir sin marcar distancia o desprecio o incluso abandonar. Podemos ver perfectamente algunas figuras históricas salir del partido, porque realmente los puentes están rotos.”

Cécile Thibaud es corresponsal de L´Express, La Tribune de Geneve y Les Echos y escribe asimismo para Sud-Ouest y Challenges. Lleva en España desde el año 2001. Anteriormente trabajó para Le Nouvel Economiste y Telerama. Ha sido además hasta 2015, vicepresidenta del Círculo de Corresponsales Extranjeros en España. Algunos de sus artículos han analizado la Justicia española -desde señalar la “deriva” de tras el caso Garzón a destacar a los “pequeños jueces” que han hecho temblar a los poderosos-, el relanzamiento de la economía, el “negocio” de los abogados con los litigios bancarios o la crisis del periodismo en España.

Print Friendly, PDF & Email