La revista estadounidense recoge en un artículo de su corresponsal Lisa Abend los últimos casos de corrupción sucedidos en España y el “hartazgo” de la sociedad. Pero detalla las raíces del problema y ve difícil que se actúe contra ello poniendo como ejemplo las salvedades incluídas en la Ley de Transparencia. Der Spiegel también habla de ello.

Protesta contra al corrupcion

Times explica: “El caso concreto, que ha conjurado el edificante espectáculo de funcionarios de alto nivel recibiendo sobres de dinero en efectivo aún cuando están imponiendo medidas de austeridad al resto de la población, parece particularmente atroz. Pero en un país que durante mucho tiempo ha aceptado los sobornos como el precio a pagar por hacer negocios, vale la pena preguntarse: ¿Qué tiene que pasar para que España haga algo con su problema de corrupción?”

El texto detalla los pormenores del Caso Bárcenas, pero añade: “Los funcionarios del PP no son los únicos bajo escrutinio. El boom de la construcción que precedió a la crisis económica actual supuestamente hizo posible que millones de euros llegaran a los bolsillos de los políticos a cambio de contratos preferenciales y permisos de obra. `La falta de separación entre la clase política y la administración pública es algo hemos heredado del franquismo´, dice Víctor Lapuente, politólogo de la Universidad de Gotemburgo. `Es una puerta giratoria, nuestros funcionarios se convierten en políticos y los políticos se convierten en funcionarios públicos´.”

Añade: “Las encuestas muestran un apoyo abrumador de los españoles para endurecer las sanciones contra la corrupción, pero apenas ha actuado el gobierno. Rajoy ha prometido una mayor rendición de cuentas y supervisión mediante una Ley de Transparencia, propuesta en marzo, pero que aún no ha sido aprobada, que obligaría a los gobiernos a todos los niveles a poner sus cuentas a disposición del público. Pero ya hay salvedades. La familia real queda eximida y gracias a la oposición tanto del PP como el PSOE también, muy probablemente, lo estarán los partidos políticos. Más de 75.000 ciudadanos han firmado una petición on line pidiendo que las partidos sean incluídos. Pero para que eso suceda, algo tendría que cambiar.”

[Leer el artículo completo en Time]

Otro gran semanario de fama mundial como Der Spiegel también habla de la corrupción en España y del caso Barcenas. Aseguran: “Nuevas revelaciones sobre el escándalo de corrupción que sacude la política española han puesto al primer ministro conservador Mariano Rajoy y a su partido a la defensiva. Los votantes están comenzando a perder la paciencia… En las últimas elecciones, los políticos corruptos fueron reelegidos con notoriedad. Pero en el sexto año de crisis, cuando el gobierno conservador está constantemente pidiendo nuevos sacrificios y aumentando los impuestos y cada vez más personas están perdiendo sus empleos, ya no hay ninguna simpatía por la dulce vida de los poderosos.”

Print Friendly, PDF & Email