BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Cartel del World Press Photo con instantánea del torero Juan José Padilla (del autor Daniel Ochoa de Olza )

Cartel vetado del World Press Photo con instantánea del torero Juan José Padilla (foto Daniel Ochoa de Olza, AP )

El Ayuntamiento de Barcelona descartó la propuesta de anunciar la exposición World Press Photo con una instantánea del torero Juan José Padilla (del autor Daniel Ochoa de Olza) y pidió que le enviasen una segunda propuesta, que fue finalmente la elegida. El veto, censura, o simple elección desencadenó la polémica.

¿Qué motivaciones había detrás de la elección de la imagen para el cartel?

Había algo de provocación artístico-política a la hora de enviar al Ayuntamiento de Barcelona la fotografía del torero para la promoción en Barcelona del World Press Photo. En la semana de la hispanidad se eligió un asunto altamente icónico para redecorar las calles de Barcelona.

Quizá sólo fue un intento comercial, quizá artístico, quizá político o quizá una combinación de todos ellos. Evidentemente, divulgar una foto sobre los toreros no le hace a uno partidario de las corridas, como publicar una sobre la guerra no le hace a uno partidario de la misma.

Desde luego como operación comercial ha sido un éxito, y deduzco que de largo recorrido. En Facebook la imagen del cartel sigue siendo la foto del torero.

¿Seleccionar es censurar?

Ahora,  hay quien acusa al Ayuntamiento de Barcelona de censura política: “Censuran los toros y censuran lo español” -repiten en las tertulias. Nada nuevo. El arte, provoca reacciones y emociones. Lo persigue y si es bueno lo consigue.

Censurar es un error, especialmente en el mundo post twitter-. Y que el Ayuntamiento vetase la elección de la imagen ha provocado además el efecto Streisand. Pero aunque es obvio que no se puede defender la censura, resulta llamativo que se rasguen las vestiduras quienes se pasan el día censurando.

Sea como fuere, conviene ser consciente de que, más allá de la polémica política, hay también gente partidaria de rechazar esa fotografía porque consideran negativa la promoción de una persona que se dedica a esa actividad tan cruel. A algunas personas nos ofenden los toros. Nos ofende que ayuntamientos y ministerios todavía protejan y defiendan ese espectáculo.

 

 

Respecto a la decisión artística de elegir esa imagen para el cartel, en mi opinión no fue acertada.
Con la calidad de las imágenes que había este año, tenían otras mucho más intensas: la del niño herido en Siria, por ejemplo . Y lo era en términos periodísticos también: Niños muriendo por efecto de las bombas ante la pasividad internacional resulta un hecho más noticioso que la reivindicación de una tradición festivamente cruel de la pequeña España. Pero imagino que pensaron que la foto del niño podía herir sensibilidades, lo que justifica mejor el debate taurino.

Según dijo Silvia Omedes (fundación Photographic Social Vision): la foto del torero fue elegida porque “es sencilla, metafórica y muestra el espíritu de superación de un hombre que se enfrenta a su realidad. Es un gran mensaje para la situación actual del país”(…) “Aquí no se trata de ser antitaurino o taurino, el mensaje es otro”.

Sin embargo, también admitió en otra entrevista en el blog del CCCB, que el cartel con la foto “puede ser interpretado como símbolo de unas prácticas (las taurinas) y unos valores (los de algunos rituales tradicionales) que están siendo revisados y juzgados por nuestra sociedad”, así que era plenamente consciente del debate que había detrás.

¿Por qué World Press Photo eligió una foto diferente para el cartel de Madrid y el de Barcelona?

Silvia Omedes explica en esa entrevista: “Hemos tenido en cuenta también que Barcelona es una de las últimas ciudades del Estado en exponer las fotografías ganadoras de World Press Photo, y que en noviembre ya se ha visto muchas veces publicada la fotografía World Press Photo del año. Cada edición buscamos estrategias diferentes y creativas en el diseño de la campaña de comunicación para hacerla diferente y atractiva. -

Pero en todo caso, que sensibles son algunos al veto catalán y que piel tan dura tienen en otras ocasiones, pues la censura en España no resulta una actividad nueva ni desconocida:

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. A muchos de nosotros también nos horroriza , eso que llaman ! Arte ! Donde hay sufrimiento , sangre y muerte , estoy de acuerdo con lo que dijo Fernando Berlín en la sexta