Imagen de previsualización de YouTube

Es un fenómeno habitual en zonas áridas o semiáridas. Cuando la tierra está muy seca y hay poca vegetación, el viento levanta las partículas de polvo, estas quedan en suspensión y son capaces de moverse grandes distancias. El resultado es una especie de gigantesca nube de arena que arrasa todo a su paso y que reduce la visibilidad a cero. El vídeo muestra una de las tormentas de polvo más espectaculares que se han grabado. Sucedió en Irak y la captaron  militares estadounidenses.

Este espectacular “muro de polvo” puede englobarse dentro de los llamados Haboob, la versión más extrema de tormenta de arena que suele producirse en el desierto del Sahara y en la Península Arábica. Estas tormentas pueden tener un frente que llega a los 100 km de ancho y varios km de alto y los vientos que la mueven pueden alcanzar los 50km/h. Eso hace que en ocasiones se formen casi sin avisar. En la red hay mas ejemplos de este fenómeno. Una de las más impactantes tuvo lugar en Sudan en abril de 2007 y fue captada en fotos  y también en varios videos que circulan por Youtube.

Imagen de previsualización de YouTube

Claro que puestos a buscar espectacularidad, la Nasa consiguió rizar el rizo gracias a una imagen de uno de sus satélite. La bautizaron como la “Tormenta perfecta de arena“. Sucedió en 2001 en el noreste de China. Coincidieron en la misma zona una inmensa nube de polvo en suspensión y un ciclon. La imagen recordaba a las de la película “La tormenta perfecta” en donde tres monstruosas masas nubosas coincidían en un mismo punto, solo que en este caso la meteorología juntó nubes y polvo. 

La tormenta perfecta de arena que captó la Nasa

Print Friendly, PDF & Email