“Los trabajadores de una cadena de televisión española se han comprometido a luchar contra el gobierno regional de Valencia que ha decidido que la emisora pública de televisión ha de ser clausurada”.

 


(Foto: flickr/Presidencia Generalitat)

 

“Un tribunal -sigue explicando el canal de noticias- dictaminó que el plan para reducir el número de empleados de 1.700 a 700 con el fin de mantener a flote la televisión era ilegal lo que, según el gobierno regional, ha significado en la práctica una sentencia de muerte para la empresa”.
La sentencia no nos deja otra opción que la de proceder a la clausura porque la financiación de este canal de televisión ya no es asumible. El proceso de cierre se llevará a cabo lo más rápido posible, anunció el Presidente de la Comunidad Valenciana, Carlos Fabra”.

 

Print Friendly, PDF & Email