Un reportaje de One World TV muestra como, después de una guerra sorda que ha durado 20 años, el norte de Uganda trata de recuperar la normalidad y aprende a vivir sin la amenaza del Ejercito  de Resistencia del Señor (LRA). La organización que lideraba Joseph Kony en teoría luchaba en Sudan pero reclutaba a sus miembros entre los niños de Uganda. Esto provocó un sin fin de muertes, desplazamientos y traumas. Pero ahora que la paz se ha firmado, las cosas no están resultando tan sencillas.

Un campo de refugiados en UgandaHay inmensos campos de refugiados en los que muchos ugandeses han pasado tantos años que ya no recuerdan como era su modo de vida tradicional y su cultura. Se han vuelto totalmente dependientes de la ayuda internacional.  Es uno de los mayores retos a los que se enfrenta la población. Ademas tienen que recuperar sus tierras, cuidar de un mayor numero de familiares que han quedado huerfanos o heridos y muchos de los combatientes tienen que reintegrarse en la vida civil… y buscarse trabajo.

En la red puede encontrarse mucha información sobre Uganda. Hay sitios que monitorizan todas las noticias que aparecen sobre el país en ingles y en español. Aunque en nuestro idioma,  Hernan Zin en sus crónicas es de los que mejor ha contado el drama de milles de personas en esta región ya fuera al hablar de los “pequeños caminantes nocturnos” -niños que al caer la noche se ponían a andar para evitar los secuestros del LRA- o las “esclavas sexuales del siglo XXI“, que practicamente no han conocido otra vida que no fuera al servicio exclusivo de los guerrilleros.

Print Friendly, PDF & Email