Oliver Percovich, un astraliano de 34 años, ha creado una ONG para ayudar a los jóvenes afganos. Pero su proyecto Skateistan es totalmente innovador. Quiere crear una escuela de monopatin. Cree puede ser una buena forma de devolver la normalidad a una generación de jóvenes marcados por la violencia y al mismo tiempo un lugar donde enseñarles inglés y convivencia.

El New York Times le ha dedicado a Skateistan un reportaje y un video.

Dos niñas afganas con sus monopatines

Ya lleva tiempo trabajando y dando clase a niños afganos, aunque la escuela como tal no abrirá hasta la próxima primavera. Percovich ha recaudado fondo para construir en Kabul un parque de patinaje donde los jóvenes puedan practicar el deporte de forma segura, aunque está a la espera de la autorización oficial. De momento practica el skate con los jóvenes en una especie de piscina o antigua fuente vacía.

De momento hay tanto niños como niñas iniciándose en el manejo del monopatín, aunque estas últimas tienen más problemas. En una sociedad que obliga a las mujeres a ir tapadas y no relacionarse con hombres una vez que alcanza la pubertad, la práctica de este deporte suele suponer un choque con la familia. Percovich cree que podría solucionarse esto organizando clases mixtas.

También hay problemas por la extracción social de los menores, pero el proyecto pretende precisamente eso, enseñar a los niños a convvir y conocer a gente de otras etnias y clases, para aprender a salvar las diferencias.

1 replica a este post
  1. Ami me encanta patinar solo que casi no e abansado nada,llevo 5 meses patinando y nisiquiera puero sacar bien oli quisiera que alguien me hayudara a perderle le miedo a la patineta y a las caidas…gracias por escucharme espero su recomendacion.