Rachel Papo tiene hoy 38 años y es una fotógrafa profesional. Pero con 18 tuvo que hacer, como todos los israelíes, los dos años de servicio militar obligatorio en su país. De aquella experiencia recuerda la soledad, la apatía y su número de soldado 3817131. Ahora ha vuelto a los cuarteles militares para retratar la vida de las jóvenes adolescentes y profundizar en lo que supone una experiencia como esa.

Foto de adolescentes soldado en la web de Rachel Papo

La propia Papo explica en la web sus motivaciones: “A la edad en la que las exploraciones sociales, sexuales y educativas en general están en su máximo apogeo, la vida de una chica de dieciocho años israelí se ve interrumpida. La sacan del entorno de su hogar y la colocan en una institución estricta donde su individualidad debe quedar de lado temporalmente en nombre del nacionalismo. Durante los siguientes dos años, sumergida en un ambiente completamente masculino y jerarquizado, pasará de ser una chica a convertirse en una mujer en el marco de un ejército que se encuentra en guerra.”

Las imágenes, según su autora, son tanto un vistazo al presente como al pasado, ya que explica que retrató situaciones que le inspiraron recuerdos propios. Encontró a esta nuevas adolescentes-soldado desconectadas del mundo exterior y completamente absorbidas por su realidad paradójica. Con todo Papo cree que tras cada foto se adivina a una joven en pleno periodo de introspección e inseguridad, tratando de encontrar su voz y su identidad, manteniendo su feminidad, en un mundo principalmente masculino. (fuente: Inicios)

Print Friendly, PDF & Email