Imagen de previsualización de YouTube

El director para España ha anunciado en su blog que deja la dirección de Greenpeace tras 10 años en la misma.  Uralde ha pasado 23 años en la organización donde comenzó como responsable de la campaña contra la incineración marina de residuos tóxic.

Juan Lopez de Uralde lo deja en el momento en que mejor se encuentra la ong:

“He querido dejar la organización en la mejor situación, y en el mejor momento posible, -ha dicho. “Greenpeace está fuerte, saneada, y llena de vigor. Es ahora, entonces, el día para dejar paso. Creo firmemente que el liderazgo en las organizaciones debe mostrarse sabiendo dejar el paso libre cuando llega el momento”.

En su nota de despedida, a través de Internet y con un vídeo en youtube,  señala  que “la innovación” ha sido uno de sus principales “caballos de batalla”.

“En un mundo hostil como en el que nos movemos, sólo estando siempre en la primera línea seremos capaces de hacer llegar el mensaje ecologista. Lo estáis haciendo. No lo dejéis” -pide a los miembros de greenpeace.

La dirección será asumida temporalmente por Mario Rodríguez y, en septiembre, se abrirá el proceso para la selección del nuevo director ejecutivo.

Pero el compromiso de este donostiarra de 47 años ha ido más allá de la dirección ejecutiva. El propio López de Uralde pasó 21 días en prisión este mismo año cuando varios activistas accedieron sin autorización a la cena de gala que ofrecía la Monarquia de Noruega a los asistentes a la cumbre de Copenhague.

Uralde, junto a otras tres personas, se personaron en el Palacio, vestidos de etiqueta, como “jefes de Estado de Greenpeace”, y desplegaron una pancarta en su interior en la que podía leerse “Los políticos hablan, los líderes actúan”.

La imágen dio la vuelta al mundo, lo que les costó su ingreso en la cárcel y un juicio que todavía no ha sido cerrado.

Uralde, en su despedida, invita a los miembros de greenpeace a continuar en ese camino:

Estoy convencido -afirma- de que la lucha pacífica de Greenpeace es imprescindible como catalizador del cambio, y de que está concienciando a millones de personas sobre las raíces de esta crisis. Los cambios necesarios deben ser profundos y serán difíciles. La represión que sufren nuestras acciones en los últimos tiempos son síntoma de que estamos acertando en el objetivo, pero que el sistema perseguirá sin tregua  a los disidentes. ..”

Imagen de previsualización de YouTube

En su comunicado López de Uralde no se pronuncia sobre cual será su próximo destino aunque afirma:

En mis próximas aventuras seguiré defendiendo los mismos principios que me han movido hasta aquí.

Print Friendly, PDF & Email