Las operaciones de venta de obras de arte al extranjero han crecido un 13% en el último año y un 25% desde 2010, según datos del Instituto de Comercio Exterior (ICEX). La crisis está provocando una cierta pérdida en el patrimonio privado artístico nacional, segun detalla 20 Minutos.

La venta de arte antiguo español en el extranjero está regulada y se necesita permiso del Ministerio de Cultura. Entre enero y octubre de 2012 (últimos datos), el Gobierno ha recibido solicitudes de exportación de obras por valor de 240 millones. Este año se ha instalado un sistema informático que permite conocer este dato, auqnue no el de otro años.

Pero el ICEX, aunque no tiene un plan sectorial concreto para la exportación de obras de arte, tiene datos de que casi 2.000 propietarios realizaron en 2012 operaciones de venta en otro país, 400 más que hace dos años. Sus ventas supusieron 77 millones de euros, un 38% más que en 2011.

Una subasta de arte
(Foto: Flickr/Judith Arguila)

El mercado de arte en España se ha visto especialmente afectado por la crisis económica. Entre 2002 y 2007 el sector vivió un lustro de oro llegando a crecer más de un 200% en términos de valor. Pero en los últimos cinco años, la cifras revelan un desplome del 33%, según un informe de la Fundación Arte y Mecenazgo impulsada por la Fundación laCaixa. Ahora el 97% de las obras de artistas españoles se venden en el mercado exterior. De los 61 lienzos de Picasso que salieron a subasta en 2011, sólo uno se vendió en nuestro país.España está, por el valor de sus exportaciones, en el séptimo lugar de la UE y octavo por las importaciones (aunque llegó a ser sexto antes de la crisis). En 2002 Rusia y Japón eran los principales destinatarios de los artistas españoles que vendían fuera, pero ahora el mercado principal lo conforman Estados Unidos, Suiza y Brasil. Desde 2005 ha crecido la venta a países fuera de la UE.

Pero además de reducir la adquisición de arte por parte de los coleccionistas españoles, la crisis también ha hecho que muchos de ellos busquen en la venta de su patrimonio al extranjero una salida. Cultura otorga un permiso de exportación a las obras privadas que tengan entre 50 y 100 años de antigüedad en función de su valor. Las de más de 100 años necesitan permiso independientemente de su valor. Y las que son declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) no se pueden exportar.

“Lo que más se solicita son permisos para exportar numismática [monedas], pintura, mobiliario y artes decorativas, y en cuarto lugar, escultura”, aseguró a 20 minutos Carlos González-Barandiarán, secretario de la Junta de Calificación de Bienes del Ministerio de Educación y Cultura que asesora sobre qué obras se pueden vender en el extranjero y cuáles no.