El diario holandés publica un artículo de Peter de Waard titulado: “¿No podrían destinarse esos 100.000 millones de euros a la población española?”. Y su tesis es que en vez de inyectar el dinero en los bancos, sino utilizarlos para ayudar a las familias hipotecadas que pierden sus casas. Creen que asi se recuperaría la confianza en los bancos y se prevendría una tragedia social.

Un desahucio en España
(Foto: Flickr/Antonio Marin Segovia)

De Volskrant asegura: “No tienen trabajo y por eso son expulsados de sus casas. Viven en la calle o con sus familias que les ofrecen cobijo. Sin embargo tienen que pagar 400 euros al mes para seguir amortizando la hipoteca, incluso después de que sus viviendas han sido embargadas por el banco. En España hay ahora 3,4 millones de viviendas vacías, un 13% del inventario total de viviendas. Este año se sumarán un mínimo de 150.000 debido a nuevos desalojos forzosos. Hasta 2015 se calcula que se añadirán unas 350.000 y si el paro aumenta podrían sumarse 100.000 más.”

Explican que: “Europa va a ayudar a España. No a los ciudadanos que han sido desalojados de sus casas, si no a los bancos que han concedido grandes hipotecas y que han entrado en problemas porque sus clientes no pueden pagarlas. Para ello la Comisión Europea ha reservado 100.000 millones de euros. Tal vez sería mejor no destinar directamente estos 100.000 millones para ayudar a los bancos, si no utilizarlos para aliviar las deudas hipotecarias.”

Y el texto sotiene que “así se recuperaría la confianza en los bancos y al mismo tiempo cientos de miles de familias españolas recibirían ayuda. A veces la prevención de tragedias sociales es también, desde el punto de vista conómico, muy lógico.”

[Leer el artículo completo en De Volkskrant (de pago)]

Print Friendly, PDF & Email