El prestigioso diario de EEUU dedica un reportaje a la cueva de El Pindal en Santander dentro de su sección de viajes. Se titula: “In the caves of Spain, explore early man’s art 101″ y lo firma Miranda S. Spivack. Recomienda esta cueva cántabra para ver pinturas rupestres de cerca, pero menciona también otras destacando que para los aficionados al arte prehistórico, España puede ser el mejor destino de Europa o incluso del mundo.

La prensa extranjera ya se había hecho eco anteriormente del patrimonio rupestre español y del estudio que certifica que las pinturas en cuevas de España son las más antiguas del mundo.

Resalta que por 3 euros se puede visitar la Cueva del Pindal, uno de los sitios rupestres más importantes de España. Explica que está en la costa norte del país con el mar Cantábrico estrellándose contra las rocas a unos cien metros de distancia y que es posible ver en ella pinturas de un mamut, de ciervos, caballos, un bisonte o peces.

Pero el texto añade que para los aficionados al arte prehistórico, España puede ser el mejor destino en Europa -“algunos dicen que del mundo” señala- para ver todo tipo de arte rupestre de cerca. Y resalta que hay sitios repartidos por todo el país, incluyendo docenas de cuevas con poca luz como la del Pindal pero también cientos de voladizos exteriores, donde las imágenes son todavía muy brillantes. Y mencionan también las cueva de El Castillo, Covalanas, Las Monedas o El Pendo.

The Washington Post, fundado en 1877, es uno de los más prestigiosos e importantes diarios del planeta. Pasará a la historia por destapar el caso más famoso del periodismo de investigación, el Watergate que provocó la dimisión de Nixon. Es propiedad de The Washington Post Company controlada por la familia Graham-Meyer, descendientes del fundador Eugene Meyer. También es un importante accionista el holding empresarial Berkshire Hathaway que controla Warren Buffet. Su tirada es de 474.767 ejemplares diarios llegando a los 838.000 los domingos. Tradicionalmente su línea editorial ha estado considerada como de izquierdas, pero recientemente ha adoptado un enfoque más conservador.

Print Friendly, PDF & Email