Las revelaciones de los documentos filtrados por Wikileaks que afectan a España están siendo recogidas por varios medios internacionales. En concreto diarios de Reino Unido, Francia, EEUU y Argentina se hacen eco de las “fuertes presiones” de diplomáticos estadounidenses a gobierno y jueces españoles para archivar causas judiciales que afectaban a EEUU y otros temas.

The Guardian
(Foto: Flickr/mac steve)

The Guardian explica que los telegramas filtrados muestran que “las autoridades norteamericanas trataron de influir sobre fiscales y funcionarios gubernamentales españoles para evitar las investigaciones judiciales” y que instituciones españolas compartieron información. El artículo de Giles Tremlett subraya que “las revelaciones serán embarazosas para los fiscales españoles que compartían información sobre casos en los que estaban involucrados y en los que los americanos querían que sus identidades fueran protegidas, entre ellos el Fiscal General, Candido Conde-Pumpido, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza y Vicente González Mota, responsable del asunto de los vuelos de la CIA.”

Le Point refleja que los cables secreto que Wikileaks ha desvelado muestran que “los servicios diplomaticos americanos han ejercido fuertes presiones sobre el gobierno españols y las autoridades judiciales de este país para lograr el archivo de tres investigaciones que ponían en cuestion a los Estados Unidos o a soldados americanos”.

Monster & Critics destaca que el embajador “Eduardo Aguirre, supervisó personalmente muchos de los intentos de influir en el gobierno español y el poder judicial. Los casos fueron llevados ante la Corte Nacional de España, que es conocido por sus investigaciones sobre derechos humanos.”

Fox News recoge que los documentos filtrados hablaban de una posible oferta de dinero por parte de EEUU para acoger presos de Guatánamo, pero asegura que el Gobierno español niega ese extremo. También recogen las declaraciones del Minsitro de Justicia español que asegura que está “al tanto de ninguna presion de oficiales de EEUU sobre las dos investigaciones en cuestion, la de Guantanamo y la de Couso.”

Clarín recoge que “hubo inquietud de España por la corrupción en Argentina?. El artículo de Leonardo Mindez explica que el secretario de la Presidencia español Bernardino León se “la transmitió a al entonces subsecretario para América latina del Departamento de Estado, Thomas Shannon. En ese cable  se informa que León calificó la situación en Argentina como ??muy preocupante? ya que ??las empresas españolas están inquietas por el tono populista de su Gobierno y el nivel de corrupción?.”