Cataluña sigue acaparando titulares y analisis de la prensa internacional. El Financial Times destaca que el debate político en España está siendo envenenado por las voces más exaltadas del nacionalismo catalán y español que se ha despertado. El Washington Post por su parte se basa en un estudio de Credit Suisse que considera que la secesión de Cataluña sería “tan desastrosa económicamente que es más una táctica de negociación que una posibilidad seria”. Y The Guardian dedica una sección monográfica a las elecciones y debate independentista catalán.

Banderas de España y Cataluña
(Foto: Flickr/Danielkaempfe) 

El Financial Times destaca el despertar del nacionalismo español y la radicalización del debate. El texto de David Garner apunta: “Este año, el auge del sentimiento separatista en Cataluña y País Vasco está despertando lo que parecía ser un nacionalismo español latente, liderado por fuerzas de derecha dentro y fuera del Partido Popular en el, con salvas de artillería retórica entre ambas partes que está envenenando el debate político. Las voces más moduladas que no suscriben ninguna de las dos marcas de nacionalismo están siendo ahogadas por este discurso cada vez más atávico, que algunos creen que evoca los fantasmas del díscolo pasado de España.

Señalan: “El partido en el gobierno, que tiene mayoría absoluta y aun asi gobiernoa casi totalmente por decreto, trata la constitución con la reverencia otorgada a una tabla de piedra, a pesar de que el año pasado solo le costó unos días al gobierno socialista saliente enmendar los estatutos para incorporar el pacto fiscal de la eurozona”.

El artículo también recoge la valoración de Jesus Ceberio, ex directo de El País: “”Todo esto debería ser negociable pero se ha ido envenenando por una acumulación de agravios”. Y añaden: “A los agraviso hay que sumar el aluvión de abusos por parte de la prensa derechista en Madrid, sumida en un frenesí de ataque catalan. El Mundo, por ejemplo, publicó recientemente un blog que sostenía que Poncio Pilatos era un catalán.”

Washington Post dice que la secesión de Cataluña sería “tan desastrosa económicamente que es más una táctica de negociación. Un artículo firmado por Brad Plummer apunta: “Si sale de la UE y el euro, Credit Suisse estima que el PIB de Cataluña se reduciría en un 20%, por la huida de empresas y los efectos en el comercio con el resto de España. `Una caída del 20% en sus ingresos per cápita, haría caer a Cataluña por debajo del nivel de riqueza del resto de España. Y esto sin tener en cuenta los posibles efectos provenientes de la fuga de capitales, la inestabilidad financiera y la introducción de una nueva moneda´ dicen las estimaciones del estudio”.

El texto añade: “Esa es una razón por la que Credit Suisse cree que las reclamaciones de independencia son más de una táctica de negociación por parte del gobierno catalán que una posibilidad seria. No sólo la secesión requeriría un cambio en la constitución de España -algo que es poco probable que permita el gobierno central- también podría causar estragos económicos.”

The Guardian ha lanzado un monográfico especial sobre Cataluña. Tocan el debate secesionista desde diversos ángulos, tanto a favor como en contra de la independencia. Desde posturas que defienden que Cataluña está condenada si sigue con España hasta quienes solo ven intereses hipócritas en las reclamaciones, pasando por parejas en las que cada uno defiende un bando. También recogen a muchos británicos expatriados en Cataluña no les convence la secesión.

Print Friendly, PDF & Email