Cataluña despliega desde hace meses un intenso esfuerzo por recabar apoyo internacional al proces y el gobierno español trata de socavarlo y contrarrestar su mensaje. Es lo que pone de relieve el diario estadounidense en un artículo de su corresponsal Matt Moffet. Se hace eco de la camapaña de Diplocat en “recónditos rincones del planeta” para sensibilizar a la comunidad internacional sobre la causa catalana y señala que ha logrado “progresos”. Pero resalta ejemplos concretos de cómo el gobierno español plantea batalla a esta campaña, presionando a estos eventos y a gobierno para rebatir la versión independentista.

El Wall Street Journal explica que el enfrentamiento entre el gobierno español y Cataluña no se juega sólo en territorio nacional, sino también en universidades, parlamentos y redacciones de medios por todo el mundo. Y detalla cómo en uno de los eventos organizados en la Universidad de Vilna por Diplocat -el servicio de diplomacia exterior de la Generalitat que dirige Albert Royo y que está embarcado en una campaña de internalización de la causa de la independencia-, un representante de la embajada española en Lituania se encargó de contrarrestar el mensaje secesionista.

El artículo también menciona casos en Noruega y Amsterdam en los que funcionarios españoles han protestado o logrado cancelar eventos pro-secesionistas. Señala que Cataluña ha logrado ciertos progresos en la “sensibilización” internacional de su situación e incluso 60 diarios de todo el globo han publicado tribunas sobre el proces. Pero apunta que Madrid intenta “contrarrestar su mensaje en cada paso, presionando a los gobiernos y acosando sus eventos”. Y advierte de que España tiene en este campo de la opinión pública internacional, “todas las ventajas” y ha conseguido silenciar ampliamente los esfuerzos diplomáticos catalanes y recabar apoyos de peso, como los de Obama o Merkel, a la unidad del país.

Wall Street Journal es un diario estadounidense fundado en 1889 que publica Dow Jones & Company, una división de News Corporation que pertenece desde 2007 al magnate australiano Rupert Murdoch, que también controla Fox News y el británico The Times. Se le considera la biblia de la información financiera. Su tirada en 2013 fue de 1.480.000 ejemplares en papel y 898.102 suscriptores on line, lo que deja una circulación total de 2.378.827, la mayor de EEUU. Su línea editorial es conservadora y radicalmente a favor de la libertad y el libre mercado, aunque un estudio de 2004 aseguró que sus noticias eran más liberales o progresistas que las del NYT o NPR. El WSJ fue el primero en publicar información sobre los abusos financieros en Enron o el escándalo de las stock options.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.