Varios diarios extranjeros analizan la recapitalización bancaria española para las entidades nacionalizadas y afirman que, en el caso de Bankia, “aniquila” o “exprime” a los accionistas. Señalan que las fuertes pérdidas afectarán también a los inversores minoritarios y a los afectados por las preferentes.

La torre de Bankia en Madrid
(Foto: Flickr/M.Peinado)

Wall Street Journal destaca las grandes pérdidas para los inversores en bancos nacionalizados y el problema de las preferentes. El texto de Jonathan House y Christopher Bjork apunta: “El gobierno impondrá grandes pérdidas a los inversores de bancos nacionalizados y contratará consejeros externos para ayudar a administrar los activos de estos bancos. El hecho de obligar a los accionistas y tenedores de bonos a compartir el costo de la reestructuración de los cinco bancos nacionalizados del país fue políticamente costoso para el gobierno del presidente Mariano Rajoy, pero necesario según los términos de un rescate de la UE para las entidades españolas con problemas.

Los términos de reestructuración anunciados por el FROB supondrán pérdidas de hasta el 61% para los bancos españoles nacionalizados más grandes. En Bankia SA, la mayor de las instituciones y la única que cotiza en Bolsa, los accionistas quedarán casi totalmente aniquilados y los tenedores de bonos junior perderán aproximadamente el 30% de su inversión original. Para recapitalizar Bankia, los 4,841 mil millones de euros en acciones preferentes y deuda subordinada serán convertidos en acciones ordinarias, mientras que el FROB inyectará 10,7 mil millones de euros. Esta recapitalización tendrá como resultado una disolución masiva de los accionistas de Bankia, quienes se quedarán con menos del 1% del banco.

El gobierno ha advertido que las pérdidas impuestas a los inversores de bancos nacionalizados serían importantes. Sin embargo, imponer pérdidas sobre los inversores es uno de los pasos políticamente difíciles que se pide a España, a cambio de algo más de 40 mil millones de euros en ayuda de la UE, ya que la mayoría de los que invirtieron en las entidades de crédito con problemas eran pequeños depositantes. Muchos de estos pequeños ahorradores han salido a las calles para protestar por las pérdidas previstas de los últimos meses, diciendo que les engañaron al hacerlos creer que estaban comprando productos de ahorro de bajo riesgo, no bonos o acciones de alto riesgo.”

Bloomberg señala que Bankia se desploma tras arrasar a los inversores la recapitalización española.  Resaltan: “Bankia????, la entidad española que necesitó el mayor rescate europeo, se desplomó hasta un 52% en Madrid después de que una recapitalización haya dejado a sus accionistas casi aniquilados. Bankia, que es el cuarto mayor banco de España, cayó un 22% a 19,6 céntimos de euro, extendiendo las pérdidas de este año al 50%. El fondo de rescate bancario español anunció los términos de un plan de recapitalización de 15.500 millones de euros para el banco la semana pasada reduciendo el valor nominal de las acciones de Bankia a 1 céntimo de euro desde los 2 euros para una conversión de deuda en acciones.”

Les Echos asegura que Bankia exprime a sus accionistas. La crónica de Jessica Berthereau dice: “Los casi 350.000 accionistas minoritarios perderán casi la totalidad de su inversión. Se trata frecuentemente de clientes y de empleados a quienes se les ha forzado la mano.  En Bankia debe de haber mucha gente llena de remordimientos. La valorización de la acción de Bankia se ha realizado al mínimo legal posible; es decir, a un céntimo de euro y ahora Bankia tiene que proceder al reagrupamiento de títulos hasta el 100 por uno para que las nuevas acciones valgan un euro antes de realizas dos incrementos de capital simultáneo: uno de 10.700 millones de euros vía ayuda europea y el otro de 4.800 millones vía conversión de instrumentos próximos de capital. Y todo ello de aquí a finales de mayo.”