Dos prestigiosos medios estadounidenses ofrecen dos visiones contrapuestas de la evolución que puede esperarse en el conflicto territorial en Cataluña. Así, el The Wall Street Journal resalta, en un artículo de su prestigioso analista Simon Nixon, que el gobierno español considera que su política de mano dura está provocando un cambio de tendencia en la región y señala asimismo tres errores de percepción que cometieron los independentistas. Por su parte Bloomberg, en una crónica que firman tres de sus corresponsales en España, Charles Penty, Ben Sills y Esteban Duarte, advierte de que aún no puede considerarse que la crisis haya terminado, porque los planes del gobierno para restaurar la estabilidad pasan por conseguir que, en las elecciones de diciembre, los independentistas no logren la mayoría, algo que las encuestas señalan que está “en el filo de la navaja”.

The Wall Street Journal dice que España ve signos de cambio de tendencia en Cataluña. El artículo de Nixon empieza destacando el gran número de banderas españolas que pueden verse estos días en los balcones de todo el país como una evidencia de cómo la crisis catalana ha sacudido España. Pero sostiene que en estos momentos, el gobierno central cree que su respuesta de mano dura ante el empuje independentista en Cataluña está teniendo éxito y puede estar produciéndose un “cambio de tendencia”. También se apunta que los líderes independentistas catalanes cometieron tres errores de cálculo al menospreciar primero el sentimiento que el proces provocaría en los catalanes contrarios a la independencia y en el gobierno central que ha logrado un gran apoyo para su “línea dura” gracias al convencimiento de que Cataluña es una piedra angular y que su independencia podría hacer caer a todo el país. Y también señala similares fallos al subestimar la fuga de empresas y la reacción internacional.

Bloomberg sostiene que la crisis en Cataluña “no ha acabado”, resaltando que las esperanzas de solución se dependen de unas elecciones “en el filo de la navaja”. El artículo que firman Ben Sills, Charles Penty y Esteban Duarte que a pesar de lo que le gustaría a Rajoy, hay evidencias de que el movimiento independentista en Cataluña no desaparecerá solo y el plan de restaurar la estabilidad depende ahora de impedir que los independentistas obtengan la mayoría de los votos en las elecciones del 21 de diciembre, cuando las encuestas sugieren que el resultado está “en el filo de una navaja”. Apunta que Rajoy ha emergido como victorioso en el enfrentamiento desatado tras el 1 de octubre, pero advierte que los “triunfos tácticos en el corto plazo, no resolverán las tensiones subyacentes y sobre todo pueden hacer que no se llegue a lo que realmente mueve a los catalanes”. En este sentido, subraya el análisis de dos empresarios que señalan que el gobierno español subestima la importancia de apelar en esta crisis al “corazón y las mentes de los catalanes, además de la cartera”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email