El viaje del presidente español a Tunez ha recibido grandes elogios por parte del prestigioso diario francés que habla del “buen ejemplo español” y cree que djo “las palabras adecuada en el tono adecuado”. Consideran que la visita de Zapatero ha llenado el “vacío europeo” ya que hasta ahora, la UE ha parecido más preocupada por evitar una avalancha de refugiados de los países árabes que viven revueltas que por apoyar las aspiraciones democráticas de estos pueblos.

Imagen de previsualización de YouTube

El editorial explica ??El primer jefe de gobierno europeo en acudir al Túnez post Ben Ali ha sido José Luís Rodríguez Zapatero. El presidente del gobierno español ha querido resaltar la solidaridad de España y de Europa con el movimiento de democratización en curso en el mundo árabe. Lo ha hecho sin fanfarronada, pronunciando las palabras necesarias: ??Estamos aquí para escuchar y ayudar a construir un futuro hecho de democracia, de libertad y de dignidad??. Nada que se pueda parecer a una injerencia, a una visión angélica del futuro o a una postura de dador de lecciones. El tono y las palabras adecuadas?.

El diario considera que “hay que darle las gracias a Zapatero, en nombre de Europa. Ha llenado un vacío. Se puede entender que Francia, que había saludado ??la progresión del espacio de libertades?? en el Túnez de Ben Ali, no haya sido la primera en celebrar sobre el terreno la nueva era que se anuncia en la orilla sur del Mediterráneo. No es que la Unión haya hecho mal al preocuparse prioritariamente por una posible afluencia masiva de refugiados a sus puertas. Tiene razón. Es una cuestión efectivamente prioritaria para países como España, Italia y Francia”.

“En las condiciones de restricción presupuestaria en que se encuentra la mayoría de los países de la UE, ¿quién puede decir que el periodo sea propicio para acoger a miles de inmigrantes? Zapatero ha anunciado el desbloqueo de un paquete de 300 millones de euros, a través de créditos del Banco Europeo de Inversiones (BEI), a Túnez. Para ayudar a los países árabes que han apostado por la democracia, propone movilizar al sector privado?.

Le Monde sin embargo puntualiza que “habríamos deseado, por parte de Europa, que hubiera mostrado un esfuerzo de solidaridad política a la altura del acontecimiento. Esperamos un gesto que marque la comunidad de destino entre Europa y este Oriente tan próximo. Esperamos palabras que digan que la UE, para ser fiel a lo que la constituye, no puede ser indiferente a la naturaleza de los regímenes que la rodean. No debería dar lecciones ni ignorar a determinado país”

Print Friendly, PDF & Email