El PSOE se ha propuesto dar un paso más hacia la igualdad de género arbitrando que, en caso de falta de acuerdo entre los padres, sea el órden alfabético el que rija la correlación.

El PP ha entrando en barrena nuevamente ante semejante iconoclastia. Pero también IU, en boca de Gaspar Llamazares, le pone pegas al asunto al poder desaparecer los apellidos con letras tipo Y o Z… Si el PP hubiese escuchado a Llamazares se lo habría pensado mejor antes de criticar la medida, porque de esta forma liquidaría a los Zapateros y perpeturía a los Aznares.