Tras 16 años trabajando como corresponsal en Madrid para la radiotelevisión holandesa NOS y RNW , Rop Zoutberg se marcha a Italia. En radiocable.com resume su estancia como “emocionante” y destaca que se va con un gran recuerdo y la sensación de ser bien recibido en todas partes. Entre las pegas menciona la dificultad para que administración y empresas “hagan un hueco en sus agendas” a los corresponsales extranjeros. Y recuerda como le “crucificaron” en la sede del PP tras el 11M y como se va sin poder hacer un reportaje sobre el AVE a Valencia.

Rop Zoutberg

Rop Zoutberg resalta: “Vine con la idea de pasar un año y me he quedado 16. Y resumiría mi estancia como corresponsal con la palabra `emocionante´, como periodista y como persona. Y destaco que he viajado por todos los rincones del país y nunca me he encontrado con la sensación de no ser bien recibido o rechazado, tengo buenos recuerdos de todas partes.”

En cuanto a su relación con la administración y las empresas apunta: “los gobiernos y las empresas no entienden o no valoran muy bien el hecho de que haya corresponsales en este país. Y me he encontrado con muchisimas complicaciones para entrevistar a alcaldes, secretarios de Estado, ministros, gente de las empresas porque no ven el valor que puede tener hablar con un corresponsal”.

En este sentido apunta que en Italia, ya ha podido ver que las cosas son diferentes. En cambio aqui asegura que el actual gobierno del PP sigue la misma senda que el anterior socialista: “Es muy, muy complicado para todos los corresponsales que nos hagan hueco en sus agendas”. Y revela como ejemplo que tras los atentados del 11M, fue como corresponsal a la sede del PP y preguntaron a Angel Acebes por su experiencia y valoración de los hechos: “y después nunca más hemos entrado en la sede el PP porque nos crucificaron”.

Y asegura que lo mismo sucede con algunas empresas: “He estado intentando durante semanas hacer un reportaje sobre la nueva línea de AVE a Valencia… y al final no lo he conseguido. Porque en Renfe no han entendido qué interés puede tener una televisión holandesa en hacer un reportaje sobre esta línea. España es el país con más líneas de alta velocidad, pero no han querido que hicieramos la historia”.

Zoutberg destaca que lo que menos le ha gustado contar de España en sus años de corresponsal ha sido esta última parte de la crisis: “En Holanda y en general el norte de Europa hay un cierta actitud de mirar hacia España como `el país en el que se están gastando el dinero de nuestros impuestos´. La división europea ya es un hecho. Y todas las historias que confirmen esta tesis de que aqui se malgasta el dinero o siempre se está de fiesta, se venden muy bien. Pero las de jóvenes que montan y sacan adelante su propia empresa, es imposible colocarlas porque rompen con esa idea de que en España solo se despilfarra.”

En el otro extremo apunta que los triunfos futbolísticos en la Eurocopa y el Mundial han sido dos de las historias con las que más ha disfrutado: “porque todo el país ha estado unido, celebrando la victoria. Y los españole saben celebrar las cosas tan bien, juntos y sin apenas incidentes… es mucho mejor que en Holanda”. Por eso asegura que echará de menos “esa sensación de ser bien recibido en cualquier lado, que te inviten a una caña, de que eres parte de esto, que hay más cosas que trabajar, disfrutar de la vida, sentirte feliz y darte cuenta en el momento, no seis meses más tarde. Y esa sensación es que la debe ayudar a España para salir de la crisis”.

Print Friendly, PDF & Email