Imagen de previsualización de YouTube

Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “En pleno aturdimiento por los fortísimos datos del paro, soplan vientos de fronda contra los bancos. El malestar que se percibía en la calle, y que hemos comentado en varias ocasiones, dio ayer un salto cualitativo con la sorprendente afirmación de un ministro, Migel Sebastián: “se está acabando la paciencia del Gobierno con los bancos”, dijo en Antena 3. No era menor la sorpresa que nos deparaba hoy José Blanco, vicesecretario general del PSOE: “el PSOE tiene paciencia ilimitada con la banca”. La primera lectura de esta disputa es altamente resbaladiza: al Gobierno se le acaba la paciencia, al PSOE no. La segunda lectura es aún más jeroglífica: Sebastián va de poli-malo frente a Solbes poli-bueno. Sus palabras respondían a un plan. Entonces, Blanco ha arruinado el plan. La tercera lectura no nos saca de nuestro asombro: Sebastián fue por libre y Blanco ha sido el encargado de poner orden. Chocante. Blanco, que no pertenece al Gobierno, desmiente a un miembro del Gobierno sobre lo que piensa el Gobierno. Muy ameno todo, pero ya vale. Los ciudadanos no pueden necesitar traductores para entender lo que les afecta. Necesitan información. Y llegados a este punto, tienen derecho a exigirla. ¿Qué pasa de verdad con los bancos?. ¿Por qué retienen la ayuda recibida?. ¿Por qué detienen, incluso, la correspondiente al ICO?. ¿Cuál es la verdadera naturaleza de sus problemas?. ¿Es cierto, como dice el economista Salas i Martí, que la ruina de las inmobiliarias les ha dejado colgados 300.000 millones de euros?. ¿No lo es?. ¿No tienen nada que responder a las cámaras de comercio, que les acusan de cortar los créditos de forma indiscriminada?. ¿No es conveniente para sus propios intereses abandonar la torre de marfil y explicarse ante la sociedad?. Y zapatero, ¿no percibe el destrozo que provoca tanta cacofonía, con Sebastián y Blanco actuando como portavoces del Gobierno, cuando no lo son ni uno ni otro?.”

Las aperturas del informativo de Iñaki Gabilondo, cada día

Print Friendly, PDF & Email