Las medidas de recorte energético anunciadas por el gobierno español que incluyen la reducción de la velocidad máxima en autopistas de 120km/h a 110 km/h han sido recogidas por gran cantidad de medios internacionales. Se destaca que España pretende asi reducir su consumo energético en 14.000 millones de euros pero que la medida está recibiendo críticas de la oposición y los automovilistas.

Imagen de previsualización de YouTube

El Wall Street Journal explica que “España ha anunciado una serie de medidas de recorte energético ante el alza del precio del pretroleo por las revueltas en el Norte de Africa, mientras que el presidente Jose Luis Rodriguez Zapatero viajará a Tunez para mostra su apoyo a la incipiente democracia de este país”. El artículo que firma Jonathan House también resalta a las declaraciones de Rubalcaba afirmando que España no tiene planes de tocará sus reservas estratégicasde petroleo.

El Financial Times dice que “la iniciativa española sugiere que el incremento en los precios del petróleo podría tener un impacto directo en el comportamiento del consumidor, aparte de los incrementos en el coste de la vida. Esta decisión recuerda a otras anteriores adoptadas en algunos países durante la crisis de los años 70″. El texto que firma Victor Mallet también asegura que “es muy probable que las medidas del gobierno socialista no sean populares entre los automovilistas?.

El New York Times recoge la medida en un blog de ecología y asegura que “España bajará su límite de velocidad nacional, reducirá el costo de las tarifas ferroviarias y aumentará el porcentaje mínimo de biocarburantes mezclados con gasolina, todo ello en un intento por reducir la dependencia del petróleo ante el alza de los precio del crudo”.

El Frankfurter Allgemeine Zeitung analiza la medida en una crónica de su corresponsal Leo Wieland y explica que “los partidos de la oposición española, tanto del espectro izquierdo como derecho, critican la decisión del gobierno como ??improvisada?? y previsiblemente ??inefectiva??. Indican que Zapatero por ahora no habría presentado ningún borrador en materia de medidas de ahorro.”

Le Figaro hace notar a que a partir del 7 de marzo, los españoles tendrán que levantar el pie en autopista. La velocidad máxima pasara de 120 km/h a 110 km/h. Esta medida forma parte del plan anunciado por el gobierno español para combatir el subida del precio del petróleo logada a la revolución en Libia… estas medidas debería permitir al país reducir en 1,4 mil millones de euros su factura de consumo de petroleo anual”.

El Renmin Ribao se hace eco de una “serie de medidas extraordinarias para combatir el aumento de los precios del combustible causado por los levantamientos en el mundo árabe y África del Norte. Las propuestas se aprobarán la próxima semana y entrará en vigor el 7 de marzo. La primera decisión es reducir el límite de velocidad en las carreteras españolas 120 a 110 kilómetros por hora“.

De Telegraaf subraya que “mientras que los automovilistas en Holanda podrán circular desde el martes a 130 km/h en ocho zonas de autopista, en España se ha decidido bajar la velocidad de 120 a 110 k/h. El Gobierno español ha tomado esa medida para ahorrar anualmente en gasolina y diesel hasta 1,4 mil millones de euros, teniendo en cuenta la política inestable en los países árabes. En España se ha recibido la decisión del Gobierno con fuertes críticas. La oposición cree que los españoles han visto condicionados sus movimientos. Los clubes de automovilistas temen un aumento de las multas por exceso de velocidad.”

Gazeta Wyborcza en Polonia destaca que “los españoles desaceleran en las autopistas. A partir del 7 de marzo los españoles tendrán que disminuir la velocidad de 120km/h a 110 km/h, según la nueva regulación gubernamental. Las autoridades cuentan que con este cambio disminuya el consumo de petróleo cuyo precio es extremamente alto debido a la situación en los países árabes. Al mismo tiempo, aseguran que los nuevos límites tienen un carácter transitorio y animan a los ciudadanos a utilizar el transporte público bajando los precios de billetes hasta un 7%”.

De Tijd recuerda desde Bélgica que “España ya impuso una limitación de velocidad a 120 km/h durante la crisis del petróleo en 1973, fecha en la que aún no se había establecido una velocidad máxima?.

[Más noticias sobre España en la prensa extranjera en la sección Nos Miran]

Print Friendly, PDF & Email