En un momento en el que el modelo de periodismo sufre cambios significativos y además los corresponsales extranjeros se enfrentan a una pérdida de entidad de su figura y deterioro de sus condiciones, ¿cuáles son los factores específicos que más dificultan su trabajo en España? Es lo que trata de determinar un estudio en el que han participado corresponsales de medios como Le Monde, Al Jazeera, Frankfurter Rundschau, Kyodo News, Il Messagero o The Irish Times. Han evaluado el peso concreto de cuatro aspectos concretos -la falta de colaboración del Gobierno con las corresponsalías, la dificultad para acceder a las fuentes, la construcción de la agenda por la pérdida de entidad de las corresponsalías y el choque con la sociología española- y determinado que el segundo, el acceso a las fuentes, es el que más entorpece su trabajo.

micro-bbc

El estudio se titula “Los corresponsales internacionales en España ante el Gobierno y las fuentes: evaluación de problemas mediante proceso de análisis jerárquico (PAJ)” y ha sido elaborado por Teodoro-Adolfo León-Gross, Agustín Rivera-Hernández y Myriam Redondo-Escudero. Estos explican que han utilizado la metodología Analytic Hierarchy Process (AHP), (Proceso de Análisis Jerárquico en español que considera que se puede resolver una problemática compleja en la que intervienen múltiples factores, jerarquizando cuantitativamente estos últimos.

En el caso del trabajo de los corresponsales extranjeros hay que tener además en cuenta que tras ser una figura fundamental en la historia del periodismo y a menudo han sido la principal fuente de información internacional de referencia, en los últimos años su figura ha ido perdiendo entidad, a causa de las nuevas tecnologías, y las condiciones de las corresponsalías se han visto además afectadas y muy recortadas por la crisis de la prensa. En estos momentos en el que muchos medios han renunciado a tener corresponsales propios con conocimiento del lugar y fuentes y cubren la actualidad con notas de agencias o freelance.

En España, además los corresponsales han denunciado que desde 2004, los sucesivos gobiernos han ido recortando los vínculos con los periodistas extranjeros y por ejemplo, ni José Luis Rodríguez Zapatero, ni Mariano Rajoy se reunieron con el Círculos de Corresponsales. Pedro Sánchez, pocos días después de llegar a la Moncloa, sí ha tenido un breve encuentro con esta organización y ha asegurado querer reforzar el lazo, pero los profesionales temen que pese a estas intenciones, el alejamiento sea una tendencia estructural más que coyuntural.

Este es de hecho uno de los factores que influye en el trabajo de los corresponsales que en ocasiones han denunciado sentirse subestimados con respecto a los periodistas nacionales. Pero además hay otros tres aspectos: la dificultad para acceder a las fuentes (canales con inercias opacas, falta transparencia); los problemas para construir la agenda ante la pérdida de entidad de las corresponsalías (falta de medios, extensión de horarios y más tareas multimedia) y el choque con la sociología española (cerrazón hacia los extranjeros, costumbres, peso de los tópicos).

Para tratar de determinar cuál de ellos es el que más entorpece el trabajo de los corresponsales en España, el estudio seleccionó a seis de ellos en base a criterios geográficos, de edad y condiciones que los hicieran representativos del colectivo. Los elegidos fueron Martin Dahms, de Frankfurter Rundschau y Berliner Zeitung, Guy Hedgeoe de The Irish Times, BBC y The Politico,  Masako Ishibashi de Kyodo News, Josto Maffeo de Il Messagero, Sandrine Morel, de Le Monde y Ayman Zoubir de Al Jazeera.

Y el resultado del estudio es que el acceso a las fuentes está considerado el principal obstáculo. Al menos cuatro de los seis corresponsales (Zoubir, Morel, Hedgecoe y Dahms) así lo enfatizan al otorgarle 50 puntos o más de su valoración y obtener un nota 40 de media entre todos. A continuación figura, aunque ya con un 26 de puntuación media, la pérdida de entidad como segundo factor que más entorpece el trabajo, mientras que la colaboración del gobierno queda en tercer lugar con una nota de 23. Y la sociología española es el aspecto al que menos importancia se da con 11 puntos.

Examinando individualmente las respuestas de los corresponsales se aprecian sin embargo algunas diferencias en el análisis en función de la edad y situación de cada uno. Así por ejemplo Mashaki Ishibashi, corresponsal clásica de la agencia japonesa Kyodo News que lleva en España desde 1992, da 70 puntos a la pérdida de entidad de la figura del corresponsal, mientras que Josto Maffeo, también veterano corresponsal, da 25 puntos a cada uno de los aspectos. Periodistas más jóvenes como los de Al Jazeera, Le Monde o FR en cambio destacan por dar puntuaciones bajas, -rondando o por debajo del 10- a factores como la pérdida de entidad y la sociología española.

Algunos corresponsales también describen con más profundidad la dificultad del acceso a las fuentes. Sandrine Morel por ejemplo apunta a los jefes de prensa y el filtro de los responsables de comunicación que resultan “pésimos para nuestro trabajo porque nos obligan a repetir las notas de prensa y las citas oficiales sin poder preguntar y repreguntar” o el sobre uso del off the record: El problema a veces es que la fuente no quiere decir quién es […] eso hace que en tus artículos parece que te inventas las cosas, y nadie puede saber realmente cuál es tu fuente, si es un crítico dentro del gobierno, si es un representante de una corriente mayoritaria, si es una fuente creíble.”

Print Friendly, PDF & Email