Los Ministerios de Justicia y Sanidad se van a coordinar para que el Estado costee las pruebas de ADN que puedan encargar jueces o fiscales que investiguen casos de niños robados en hospitales durante el franquismo. Esta causa ha cobrado mucha difusión tras la demanda conjunta presentada ante la Fiscalía y que denuncia 261 casos. Una historia que ha llegado incluso a la prensa extranjera.

Francisco Caamaño
(Foto: Flickr/PSOE region Murcia)

El Ministro Francisco Caamaño se ha comprometido a ello tras reunirse con de la Plataforma de Afectados por la Causa de los Niños Robados. Sin embargo ha rechazado la petición de este colectivo de crear una oficina de atención que coordine sus demandas, aunque ha aceptado designar un interlocutor que facilite sus gestiones ante las distintas instituciones implicadas.

Se creará un programa especifico en el Instituto Nacional de Toxicología “por si es necesario hacer pruebas de ADN siempre que así lo soliciten los jueces o fiscales en su tarea de investigación” ha explicado el ministro. Justicia pondrá a disposición de los afectados por los robos de bebés en clínicas españolas desde los años cuarenta hasta los noventa la Dirección General de los Registros para que estos “puedan encontrar los datos que estimen oportunos”. Asimismo, el departamento de Caamaño se coordinará con el de Sanidad y con las Comunidades Autónomas en las que existan registros sanitarios.

“No es posible que un familiar se quede sin saber si su hijo es su hijo porque no pueda costearse una prueba de ADN”, aseguran los afectados que comentó el ministro durante la reunión.

Print Friendly, PDF & Email