Jose Antoni Duran i Lleida

Josep Antoni Duran i Lleida, secretario General de CIU ha pasado por los micrófonos de A la Carta en Radio Cable. Duran ha hablado de las posiciones de su partido a la hora de apoyar a PP o PSOE tras las elecciones generales de marzo de 2008, de las infraestructuras de Cataluña, del derecho a la autodeterminación y otros temas de la actualidad. El presidente de Unió, que recientemente ha abierto un blog en la red, admite que cuando más se ha invertido en Cataluña ha sido con el PP, pero porque “CIU le forzó a ello”. 

 ¿Qué consecuencia puede traer esto que escuchábamos y lo que se ha derivado de ello en las relaciones entre Venezuela y España? Parecía que el trasfondo era, entre otras cosas, la presencia de empresas españolas en ese país.

 

En el fondo de este debate subyace una corriente populista que tiene poco amor por la democracia y excesivo apego y cariño al autoritarismo, cuyo su principal exponente es el señor Chávez. Y ese mar de fondo lo que hace es sustentar sus actitudes en base a un rechazo a la presencia española, que en el caso empresarial consideran una segunda colonización. Al caso específico de Venezuela hay que añadir que cada vez está teniendo más problemas importantes y buscó un enemigo exterior para evadir el centro de atención de la situación jurídica del país. Espero que se restablezcan las relaciones mediante contactos diplomáticos que no es necesario visualizar y que se advierta al presidente de la República de Venezuela que no se puede tratar así ni a los dirigentes ni empresarios de España.

 

¿Y qué posiciones tiene que tomar el Gobierno en sus relaciones con Latinoamérica y más especialmente con Venezuela? Porque usted ha sido crítico con la política exterior de Zapatero.

 

El presidente Zapatero rió en exceso durante un tiempo las gracias del señor Chávez y espero que sea consciente de que no puede mantener la misma actitud que mantuvo. En su día califiqué el señor Chávez como ??exportador de revolución? y las cuestiones económicas van a su favor en la medida que el precio del petróleo le da ingresos. España ha descuidado un tanto América latina porque esa política exterior la debería ejercer directamente el presidente del Gobierno y prácticamente no la ha visitado América latina, exceptuando las cumbres y algún viaje a México y Venezuela. España debe ser un referente en esa zona, cosa que tampoco fue con Aznar por motivos distintos.

 

En los últimos días Mariano Rajoy ha dicho que si gana  privatizará el aeropuerto de EL PRAT y Daniel Sirera ha admitido la gravedad que comportaría la inconstitucionalidad del Estatut. ¿Cómo valora interpreta estos gestos habida cuenta que se acercan las Elecciones?

 

Son positivos, lo que pasa que se dan habida cuenta de que se acercan las Elecciones y por tanto faltos de credibilidad. La mejor garantía para que no haya un pronunciamiento negativo del Tribunal Constitucional, si le preocupa al PP, es retirar el recurso. Una promesa del sr. Rajoy entorno a la gestión del Aeropuerto tiene poca credibilidad, porque el PP siempre ha votado en contra a la hora de transferir esa competencia a la Generalitat de Catalunya, que a su vez había dejado claro que no quería sustituir simplemente la gestión pública y que quería participación de agentes privados. Promesas también hace el presidente del Gobierno, que los fines de semana promete una rebaja de impuestos y no lo hace.

 

Zapatero dijo en el debate sobre el estado de la Nación que en enero las Cercanías se traspasaría a la Generalitat, ¿no?

 

Es otra promesa que tampoco puedo creer.

 

¿La posibilidad es lejana?

 

No hay ni un euro previsto en los presupuestos generales del Estado del año 2008 y la transferencia en el actual estado de Cercanías espero que el Gobierno de Cataluña las rechace. Espero que se haga una transferencia de competencisa con el aporte económico necesario para que el servicio se pueda garantizar con dignidad y seguridad.

 

 ¿qué criterios harían inclinar la balanza a la hora de apoyar a PP o PSOE? A parte del desarrollo del Estatut, cosa que ya ha manifestado en múltiples ocasiones.

 

Las encuestas y todas las fuerzas políticas creen que volveremos a ser decisivos en la política española. España ha ido mucho mejor cuando CIU ha tenido influencia en la política española. CIU ha sido útil para Cataluña y para el conjunto de la sociedad española. No tenemos la puerta cerrada a ninguna opción y tampoco especialmente abierta. En lo que se refiere al desarrollo del Estatut hay que tener en cuenta que éste prevé la publicación de las balanzas fiscales para que se pueda hacer pedagogía y se de cuenta la sociedad de lo que aporta Cataluña.

 

¿Tener una cartera ministerial inclinaría la balanza a un lado u otro?

 

No, no? No vamos a ir a estas Elecciones para tener una cartera ministerial. Pensando en un apoyo al PP mientras este mantiene un recurso de inconstitucionalidad al Estatut o presentándonos como gente insolidaria no son buenas condiciones como poder pactar con ellos, pero el PSOE tampoco está desarrollando el Estatuto. Nosotros tenemos un proyectos social para España también en educación y que nos permita salir de la cola de Europa en este sentido, tenemos unos valores a potenciar como la educación, el respeto, el trabajo compensado?

 

¿Y cual es el modelo de Estado de CIU? Porque usted tiene diferencias con algunos miembros de la Federación como Felip Puig, al que ha dado especial relevancia en lo que será su equipo de campaña.

 

Le voy a dar una responsabilidad de manera muy especial porque tiene criterio político y experiencia. Hay gente que cree que lo ideal para Cataluña sería la independencia o la creación de un nuevo Estado, pero es consciente que el proyecto de CIU no pasa por ahí. CIU va a influir tanto como pueda en la política española a favor de un modelo de sociedad y territorial distinto, pero no creo que ese sea el tema de la campaña electoral y si debe serlo, insisto en que en CIU hay sensibilidades distintas.

 

¿Y como hacer converger esas sensibilidades tan opuestas?

 

La dominante y la que caracteriza a CIU no es la de proponer la independencia y lo ha sido con Pujol y con Mas y con Duran. Puig es independentista de antes y en cambio ha sido un dirigente destacado de Convergència. Los independentistas en Cataluña, a los que yo respeto, saben que tienen mejor defensa en sus planteamientos en CIU y Duran que en ERC que utiliza el debate independentista como tacticismo para excusarse de las responsabilidades que asume y saca su discurso en tono radical en los que se posicionan como los grandes defensores de Cataluña.

 

¿Existe el derecho a la autodeterminación?

 

Es un derecho universalmente reconocido, pero atención porque no es derecho a la independencia. Derecho a la autodeterminación es que yo pueda como catalán decidir que en el futuro los españoles nos pudiéramos organizar en una confederación, pero siempre en un marco de unidad.

 

Y en el caso de que se celebrara algún tipo de consulta o referéndum, ¿qué es lo que se debería preguntar? Aquí entra la ambigüedad que comentaba: la autodeterminación no tiene porque ser independencia.

 

Unió desde 1931 ha hecho una propuesta determinada del modelo de Estado, incluso en aquella época hablaba de Confederación ibérica. Ese no es el debate, porque nadie va a convocar un referéndum de autodeterminación y si se hiciera debería haber una pregunta precisa. A mí no me gusta esta España, pero que no me guste no significa que entienda que no hay que luchar mediante el diálogo y la firmeza, sin malbaratar las posibilidades de influencia en la política española como ERC o hacer un discurso que dañe a Cataluña, al margen de responsabilidades de partidos como el PP.

 

¿Qué le parece la intención de Ibarretxe de convocar una consulta popular con un trasfondo soberanista, teniendo en cuenta que ETA está como telón de fondo?

 

Respeto esa propuesta que nace de alguien que tiene una legitimidad democrática y me pareció bien cuando el presidente del Gobierno lo escuchó. Si el Gobierno, el que sea, ha hablado con ETA?¿por qué no va a hablar con Ibarretxe? Es una propuesta que no asumo para Cataluña porque la realidad es distinta. El otro día en el País Vasco se votó por unanimidad, y nadie rechistó, el concierto económico.

 

¿Asume CIU alguna responsabilidad política con lo que está pasando con Cercanías? Cuando se aprobaron las obras PP, CIU y PSC (en coalición con ERC e ICV) estaban en el Gobierno español, catalán y barcelonés.

 

Uno puede acordar un tratado hace años y cuando empieza a hacer la obra pública y ve que hay dificultades, como han advertido las empresas y hay que hacerlo de manera distinta, habrá que cambiarlo aunque suponga un cambio de coste, ritmos y entrega de la obra. El problema no es el déficit en infraestructuras, que la hay, y en tal caso, los socialistas son los que más años han gobernado España y mayor responsabilidad tendrán en el tema. Tampoco es cuestión del trazado, sino la ejecución de una obra pública. Ahí no vale buscar corresponsables. La ejecución es únicamente del Gobierno central y del presidente del Gobierno y del PSOE.

 

PP y PSOE se acusan uno a otro de no haber invertido en Cataluña y cada uno de ellos hace gala de ser el que más lo ha hecho. A juicio de CIU, ¿Cuándo se ha conseguido más para Cataluña?

 

El Gobierno socialista podrá decir que está ejecutando más obra pública que nunca y es cierto, pero no porque hayan hecho proyectos a favor de Cataluña, sino porque son continuación de obras planificados durante el acuerdo PP-CIU de 1996 al 2000. CIU fue quien forzó al PP y a partir del 2000 es cuando el PP invierte más, porque se ve obligado a aplicar lo que había aprobado a raíz de la influencia de CIU.

 

 

Print Friendly, PDF & Email