Imagen de previsualización de YouTube

Vídeo con otras de las amenazas recibidas por el cómico

Era el segundo intento de Leo Bassi de llevar a Utrera su función “La Revelación”. El primero fue cancelado anticipadamente por el alcalde de la localidad, por miedo a las reacciones de las organizaciones ultraconservadoras. El segundo iba a tener lugar el viernes. Cuando habían transcurrido los primeros 30 minutos, dos patrullas de la Guardia Civil irrumpieron en la función solicitando el desalojo. Una llamada anónima había advertido de la colocación de un artefacto explosivo en el interior del teatro. La Guardia Civil investiga ahora la procedencia de la misma.

Imagen de previsualización de YouTube

Momento del desalojo

La Guardia Civil dio credibilidad a la llamada y razones no le faltaban. No es la primera vez que la obra del cómico italiano recibe amenazas graves. ??La Revelación?, que se ha representado en más de 15 países y la han visto más de 120.000 espectadores en España, ha suscitado polémica desde que se estrenó en 2005. Entre otros altercados, en febrero de 2006, durante su representación en el teatro Alfil de Madrid, fue objeto de un intento de atentado con bomba cuando un hombre se coló en la zona de camerinos e instaló un artefacto que no llegó a explotar.

Imagen de previsualización de YouTube

Un vídeo tomado el viernes por un espectador

En un comunicado emitido ayer, Leo Bassi considera a la FECAPA ??responsable moral? del aviso de bomba de Utrera, así como de la suspensión de las funciones en Utrera y Marchena en 2007, en relación con el comunicado de prensa que, el viernes mismo, poco antes de su actuación, emitió la FECAPA instando a los vecinos y hermandades de Utrera a ??manifestar su desprecio? por la actuación del actor italiano en dicho municipio:

??es una situación absurda y peligrosa -continúa el cómico- que entidades políticas o sociales, con sus consiguientes responsabilidades y, se entiende, respeto por la democracia, insten al linchamiento desde arriba, disfrazados de normalidad y legalidad, y consiguiendo que ultracatólicos violentos utilicen fórmulas terroristas y pasen de este modo a la acción?, -añade.

 ??no se trata de un acto aislado de un desequilibrado, sino de una constante que viene desde las altas esferas de grupos o partidos aparentemente normales, democráticos y respetados, y que llaman al linchamiento, algo que es lo más alejado de la actitud pacífica y dialogante del fundamento de cristianismo? -concluye.

Print Friendly, PDF & Email