La mayor empresa de dulces de Japón, Lotte, ha realizado un spot televisivo de su dulce de leche, Cafuca, que ha logrado un efecto colateral insólito: es capaz de hacer que los bebes que lo ven dejen de llorar. Según cuenta el blog Japonpop, el fenómeno se ha llegado a comprobar incluso en un estudio, en el que se ha llegado a la conclusión que los niños dejan de llorar en un 96,2% de los casos.

El experimento se ha llevado a cabo con 52 niños, con edades entre 0 y 3. De los 52 bebés a los que se les mostró el video cuando lloraban, 50 de ellos dejaron de hacerlo. La responsable del estudio la Doctora Suzuki afirma que esto se debe a que el vídeo utiliza un rango de sonido de 6000 a 7000 hertz, ideal para los oídos de los bebés y unos efectos de sonido que consiguen captar los reflejos de orientación de los niños. Por todo ello, Lotte ha enfocado su campaña de marketing a las madres treintañeras y sus pequeños. [visto aqui]

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email

Aporta link o información: