En su seccion de gastronomia, el Washington Post ha dedicado un amplio artículo a elogiar el restaurante Etxebarri. El título dice “Es simple. Fuego más comida es igual a algo delicioso”. El autor es Andreas Viestad, el “gastrónomo” del diario estadounidense que se confiesa conquistado por este pequeño templo de la cocina vasca.

Comedor del Asador Etxebarri
(Foto: Flickr/Kat n Kim)

Explican que es un lugar que carece de las “trampas” de la buena mesa, pero “lo que si tiene, en contraste con la mayoría de otros restaurantes,  es un bien surtido almacén de leña y una cocina con siete parrillas, que han asegurado su permanencia en la lista de los 50 mejores, una estrella Michelin y la reputación de ser la meca de la parrilla”.

Y sobre la comida explican “es sencilla, a veces hasta el punto que hace que te preguntes: ¿Es eso? Un camarón solo es un plato en sí mismo. Sin salsa, y ni siquiera un trozo de limón. ¿Es esto posible? . Exclamo en el disfrute y me pregunto después de morderlo. Es como comer pizza en Nápoles por primera vez, algo que creo que sé muy bien de repente es nuevo”.

Print Friendly, PDF & Email