Julian Assange, fundador y cara visible de Wikileaks, ha explicado en una conferencia de prensa desde el Frontline Club en Londres algunos de los aspectos sobre la filtración de 90.000 documentos secretos y material militar sobre la guerra de Afganistán que han propiciado desde su web. El acto se ha retransmitido en directo por Internet.

Assange en el Frontline Club

La intervención de Assange ha sido digitalizada y puede verse en dos partes [VER VIDEO 1] [VER VIDEO 2]

La primera pregunta fue sobre la acusación de la Casa Blanca de que la filtración pone en peligro a las tropas desplegadas. Assange respondió que “estamos acostumbrados a que los grupos de los que exponemos los abusos traten de criticar al mensajero para distraer la atención sobre el poder del mensaje. Hemos trabajado duro para asegurarnos de que este material no pusiera en peligro a inocentes. Todo el material tiene más de siete meses, asi que ya no tiene consecuencias operacionales.”

El fundador de Wikileaks ha defendido también que los documentos divulgados sirven para saber “como ha sido la guerra en los últimos seis años. Y es necesario un cambio de rumbo. Aunque la manera en que debe cambiar aun no está clara”. Para Julian Assange no hay una revelación concreta que sobresalga por encima de las demás, sino que la “auténtica historia de este material es que se trata de una guerra en la que hay una cosa terrible detrás de otra”.

La filtración de cerca de 90.000 folios de informes militares estadounidenses clasificados sobre la guerra de Afganistán desde la web Wikileaks ha dejado al descubierto operaciones encubiertas de EEUU, muertes de civiles de las que nunca se informó públicamente, la debilidad de la OTAN en la zona y la implicación de Pakistán en la resistencia talibán. Los diarios The Guardian, The New York Times y el semanal Der Spiegel han sacado a la luz algunos de estos documentos.

Después de mostrar al mundo el video del asesinato desde un helicoptero de EEUU de un fotografo de Reuters y once civiles en Irak -y las consecuencias que el escandalo generó-, Wikileaks vuelve a divulgar material del ejercito de EEUU. En este caso algunos hablan de la mayor filtraciones militares de la historia.

La Casa Blanca ha condenado esta filtración. Por un lado se quejan de que Wikileaks no es “un medio de comunicación independiente” sino una organización que “se opone a la estrategia de Washington en Afganistán”. Y por otro aseguran que el material corresponde a operaciones antiguas y que la estrategia ha sido modificada.

El Frontline Club es una iniciativa que definen sus creadores como el “puerto” para un diverso grupo de gente unidas por su pasión por el periodismo de mejor calidad. Organizan conferencias, proyecciones y debates sobre temas de actualidad y alojan los blogs de decenas de reporteros y periodistas por todo el mundo.

Print Friendly, PDF & Email