Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Los reyes, noticia en la Cumbre de El Salvador. La reina, noticia en los libros de Pilar Urbano y Carmen Enríquez. Los reyes, noticia ayer por la quema de fotos y la decisión de la Audiencia Nacional. Mucha actualidad alrededor de la monarquía en casos muy diferentes. En la Cumbre Iberoamericana, en su papel institucional; en los otros dos ejemplos, como base de controversia. Es evidente que muchas cosas están cambiando: hasta hace poco tiempo, en torno a la Familia Real solo había o silencio o respeto reverencial.

 Imagen de previsualización de YouTube

La primera rendija de aire libre nos condujo a tratamientos más serios y críticos, pero en pequeñas dosis y, por desgracia, al asalto carroñero de los degustadores de menudillos, en dosis de caballo. El libro de la Reina inaugura una nueva vía. Nos dice doña Sofía que echaba a faltar más libertad de expresión, y hace uso de ella. Se somete, por tanto, a la crítica pública. Se pronuncia sobre el matrimonio homosexual, que no le parece que debía llamarse “matrimonio”; y esa opinión no puede extrañar y, menos, escandalizar porque no interfirió en la decisión de los órganos competentes. Pero puede reprocharse, como un error, inesperado en persona de natural muy cuidadoso, no porque pise un charco social sino porque se alinea, quiéralo o no, en un bando político. Lo de la quema de fotos no debió llegar nunca a la Audiencia Nacional, pero hace mucho tiempo que la sociedad adulta ha abdicado de su deber de ponerse seria con los comportamientos incívicos de la juventud. Incluso, en muchos casos, le ofrece cobertura política. Ese es asunto, no de la Audiencia Nacional, sino de Educación para la Ciudadanía donde, por cierto, hoy hemos conocido el resultado de la gamberrada del Gobierno valenciano, lo de impartir la asignatura en inglés. Un desastre. Y es que no hay nada peor que los adultos con acné juvenil en el cerebro haciéndose los graciosos.”

Print Friendly, PDF & Email