El grupo español se ha adjudicado el concurso para la concesión por 8 años de la red de transportes públicos de la capital portuguesa. La oferta de Avanza ha derrotado a las de otras cuatro compañías y permitirá al gobierno portugués un ahorro de 25 millones de euros anuales. La noticia ha sido recogida por medios portugueses e internacionales como Xinhua.

(Foto: Flickr/Avalia2011)

El grupo gestionará ahora el metro de Lisboa, (338 trenes que circulan por una red de 43,2 km, 53 estaciones y 1451 trabajadores) y la flota de 635 autobuses que tiene la empresa Carris, distribuidos en 74 líneas y con 2.555 empleados.

Avanza es la segunda mayor compañía de autobuses de España y el principal operador privado de transportes públicos en el área metropolitana de Madrid.  Ha derrotado a la empresa británica National Express, la francesa Transportes de París, el consorcio luso de transportes Barraqueiro y la catalana TCC.

El principal atractivo de la oferta de Avanza es su precio, ya que supondrá para las arcas portuguesas -que siguen reduciendo deuda y pagando el rescate- un ahorro total al término de la concesión de 215 millones. Aunque la decisión de vender los transportes públicos a una empresa privada está encontrando resistencia sindical, especialmente entre los trabajadores del metro.