José Ángel Ávila ha desarrollado Galileo, una nueva tecnología de posicionamiento que mejora el GPS y que le ha valido ser distinguido con el Premio Inventor Europeo 2017. Se trata de un galardón que entrega la Oficina Europea de Patentes y Ávila lo ha obtenido en la categoría de Investigación, junto al resto del equipo con el que lleva 15 años trabajando en este sistema de navegación por satélite.

Ávila es un ingeniero madrileño de 38 años que trabaja en la Agencia Espacial Europea (ESA), junto al belga Lionel Ries, los franceses Laurent Lestarquit y Jean-Luc Issler, del Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) de Francia, y el alemán Günter Heinde, de la Universidad de Múnich. Entre todos han conseguido perfeccionar el sistema Galileo, que Europa desarrollo desde hace años, hasta convertirlo en una alternativa no sólo equiparable al GPS americano o al Glonass ruso, sino que incluso los supera.

El trabajo del ingeniero español, que lleva en el proyecto casi desde sus inicios, ha sido fundamental para diseñar las dos señales diseñadas que permitirán determinar la posición con una precisión de solo unos pocos centímetros, cuando la del GPS actual es de unos pocos metros. Y además Galileo va a poder llegar a sitios donde hasta ahora no llegaba la señal.

Esta es la segunda vez que un español gana el Premio Inventor Europeo del año. En 2013, lo consiguió también José Luis López por su sistema para mantener la estabilidad en los trenes Talgo. Además del sistema Galileo, los premios de la Oficina de Patentes han reconocido a otros cinco trabajos en diferentes áreas.

Imagen de previsualización de YouTube