Ya se da por hecho que en un futuro más o menos cercano, los coches autónomos sin conductor circularán de forma habitual por las ciudades de todo el mundo. Pero es posible que también haya aviones de estas características que lo hagan. La división de Boeing NeXt trabaja desde hace un año en el prototipo del PAV (Passenger Air Vehicle), un avión eléctrico autónomo con despegue y aterrizaje vertical. Es parte de los esfuerzos de la compañía para facilitar la movilidad urbana. Y aunque aún puede tardar bastante más que los coches autónomos en estar operativo, de momento ya ha realizado su primer vuelo.

Según explica la propia Boing NeXt el pasado 22 de enero, el PAV fue capaz de despegar, planear y aterrizar de forma autónoma y controlada en el aeródromo de Manassas, en el estado de Virginia. La prueba sirvió para evaluar las funciones autónomas del prototipo y el sistema de control en tierra. Esta previsto que en futuros tests se ponga a prueba el vuelo hacia adelante o las alas, así como la fase de transición entre el vuelo vertical y el modo hacia adelante, que es el mayor reto para este tipo de aviones.

En este proyecto Boeing trabaja con Aurora Flight Sciences para diseñar y desarrollar el avión. Y destacan que en solo un año han pasado de tener el diseño conceptual al prototipo fabricado. Aunque desde Microsiervos advierten de que dada la infinidad de problemas y limitaciones para avionetas, helicópteros e incluso drones pequeños que existen y los problemas y protesta que pueden surgir con los colectivos afectados, aún puede pasar bastante tiempo antes de que veamos estos vehículos aéreos autónomos sobrevolando nuestras ciudades. Pero de momento, la tecnología está cada vez más cerca de hacerlo posible.

 

Print Friendly, PDF & Email

Aporta link o información: